Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un cementerio / EFE

Una familia denuncia que el nicho que contrató estaba ocupado cuando llegaron al cementerio

Se encontraron a los operarios sacando los huesos de otra sepultura para utilizar aquella en vez de la que habían comprado

2 min

Una familia de Tarragona ha denunciado que el nicho que contrató para enterrar a uno de sus familiares estaba ocupado cuando llegaron al cementerio y que se encontraron a los operarios sacando los huesos de otra sepultura para que utilizaran aquella en vez de la que habían comprado.

La familia había contratado los derechos del uso del nicho al Ayuntamiento de Riudoms, un municipio de la provincia de Tarragona. Al llegar al cementerio, la familia se dió cuenta de que la sepultura que llevaba el número que figuraba en su recibo ya tenía propietario.

Un error administrativo

Según ha informado el Diari de Tarragona, el Ayuntamiento apunta a que hubo un “error administrativo” y que se asignó a la familia el número de un nicho "que no era municipal y que estaba ocupado”.

De acuerdo con esas mismas fuentes, la segunda sepultura había pasado “hace muchos años” a la propiedad municipal mediante un “proceso de reversión” y aunque se debería haber vaciado, no se hizo. El Ayuntamiento ha subrayado que lamenta la situación que tuvo que vivir la familia y que retirar los restos durante un funeral no es algo habitual.

“Vamos a denunciar”

Uno de los miembros de la familia, Natalia Rusneac, ha explicado al diario que tuvieron que esperar tres horas hasta poder enterrar a su suegra, además del mal trago que supuso para ellos encontrarse con esa situación.

Rusneac ha apuntado que la familia no cuenta con ningún “contrato nuevo de sepultura” ni un documento que acredite que el nuevo nicho es suyo, y que “denunciarán” a los responsables.