Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un vehículo de la Brigada Móvil de los Mossos, una de las unidades encargadas de las operaciones antiterroristas / EUROPA PRESS

Una falsa alarma moviliza dos operaciones antiterroristas en Barcelona

Un Kalashnikov de juguete y un falso francotirador han provocado dos despliegues de los Mossos en el Eixample este fin de semana

3 min

Falsa alarma. Los Mossos han activado este fin de semana dos operaciones antiterroristas distintas por situaciones de alerta que han resultado ser en ambos casos una broma pesada juvenil con fusiles falsos, según ha avanzado El Periódico y ha confirmado la policía a este medio.

Los Mossos han detallado a Crónica Global que los dos episodios, cuyo escenario fue el distrito del Eixample, estuvieron relacionados con el uso de armas lúdicas de airsoft. La intervención policial se ha saldado con una denuncia a todos los autores de los dos incidentes, seis hombres en total.

Un Kalashnikov de ‘airsoft’

El primer suceso llegó el viernes en dicho distrito, donde dos estudiantes fueron avistados con un Kalashnikov en el patio interior del edificio. Un ciudadano llamó a emergencias e incluso envió imágenes tras presenciar la escena desde su balcón.

El cuerpo valoró que el testimonio era creíble y montó el dispositivo cerca de la finca, situada en una calle que no ha sido desvelada. Cuando uno de los sospechosos salió al exterior, los policías lo siguieron y lo pararon unas calles más abajo. Él explicó que el arma no era de fuego y accedió voluntariamente a que los Mossos entraran a su casa y confiscaran el fusil.

Un tirador en el tejado

Poco después, el domingo, se repitió un caso parecido cerca de la Sagrada Familia: un francotirador en un tejado que apuntaba a los viandantes. Al final, pudo comprobarse que se trataba simplemente de otro grupo de jóvenes que afirmó estar jugando.

Las cuatro personas implicadas en el episodio confirmaron que solo fingían ser francotiradores para divertirse y que ya lo habían hecho otras veces. Sin embargo, su comportamiento alertó a un agente fuera de servicio que pasaba cerca del templo de Gaudí, considerado un posible objetivo para los terroristas.

Alerta terrorista

El policía avisó a la Brigada Móvil, que estaba desplegada en la zona con un dispositivo de prevención antiterrorista. El operativo subió al terrado, pero en seguida pudieron confirmar que el fusil de asalto que el fusil de precisión con telescopio con el que se había apuntado a la calle era falso.

Los Mossos han llamado a la ciudadanía a no correr riesgos y no exhibir armas reales ni simuladas bajo ningún concepto. La policía recuerda que Cataluña aún está en el nivel cuatro sobre cinco de alerta terrorista, de modo que este tipo de confusiones pueden desencadenar situaciones de peligro.