Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Doce detenidos por explotar sexualmente a 33 mujeres a través de un 'call center' de L'Hospitalet

La Policía Nacional desmantela el centro de llamadas que gestionaba citas entre clientes francesas y las víctimas

3 min

Una operación conjunta entre la Policía Nacional y la francesa ha desarticulado una trama de explotación sexual con al menos 33 víctimas, que se gestionaba a través de un call center de Barcelona. Una investigación que se ha saldado con 12 detenidos, acusados de trata de seres humanos. Ocho de ellos en España, otros dos en el país galo, uno en Italia y el último en Rumanía.

La trama la lideraba una organización transnacional que, a través de un centro de llamadas de L'Hospitalet de Llobregat, gestionaba los contactos con potenciales clientes, para explotar a las víctimas en Francia. Fue la declaración de dos de ellas, de nacionalidad colombiana, la que dio inicio a las pesquisas de la Oficina Central para la Represión de la Trata de Seres Humanos (OCRTEH) en junio de 2020.

Víctimas "secuestradas"

Ambas detallaron que habían huido de un apartamento de Montpellier, donde las obligaban a prostituirse, tras permanecer "secuestradas" durante semanas. A raíz de su alerta, la policía localizó a más posibles víctimas, todas de origen sudamericano, así como el negocio que gestionaba las citas con los clientes franceses.

Las mujeres obligadas a ejercer la prostitución explicaron que las habían captado en sus países de origen, bajo la promesa de un empleo para cuidar de menores o tareas de limpieza. Una vez en Francia, las explotaban sexualmente. El pasador, integrante de la organización, era el encargado de acompañar a las víctimas hasta el destino final. Sin opción de huir, y sometidas a aislamiento, sin documentación ni dinero, también sufrían abusos físicos y psicológicos, por parte de sus captores.

'Call center' en L'H

Para concertar las citas, los clientes --todos galos-- realizaban una llamada a los teléfonos que la organización publicitaba en una página web, y que atendía el cabecilla de la organización desde el call center de L'Hospitalet. Una vez concertado el servicio, los integrantes de la banda les facilitaban la dirección de un inmueble u hotel.

Una vez terminada la investigación, los agentes explotaron operativos simultáneos en España, Francia, Italia y Rumanía, que se saldaron con 12 detenidos. También llevaron a cabo 20 registros: 18 de ellos en territorio galo, y los otros dos en Roses, Girona; y L'Hospitalet; donde han intervenido 18.000 euros en efectivo y la centralita desde las que se publicaban los anuncios de las víctimas de trata.