Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grupo de alumnos presta atención en clase / EP

Expertos piden retrasar la vuelta a las aulas

Los firmantes del escrito consideran que dada la situación epidemiológica se debe apostar por la educación a distancia

3 min

Un grupo de investigadores han recomendado este martes a la Generalitat que, ante la evolución de la pandemia, retrase el retorno a las aulas tras las vacaciones navideñas escolares.

En un escrito, solicitan al Govern que establezca un plan que refuerce la educación online y el teletrabajo.

Todo irá a peor

Los firmantes, entre los que se encuentra Oriol Mitjà, determinan que la situación epidemiológica es "significativamente peor" que cuando se inició el curso. Además, los datos muy probablemente empeorarán con el paso de las jornadas, tan rápido como se note el impacto de los encuentros navideños.

Una de las razones que esgrimen es la irrupción en escena de la nueva variante británica. Ésta: "Ha demostrado tener una infectividad un 24% superior en el grupo de población de 0-9 años y de un 14% en el grupo de 10-19 años".

Educación telemática

El equipo de expertos consideran que todas las circunstancias que rodean la vuelta a la actividad educativa presencial son completamente desalentadoras, e invitan a actuar con cautela.

Ante los datos de la evolución epidemiológica, la opción más favorable pasa por el cierre “temporal” de los centros docentes y por el uso de la “educación por vía telemática”. 

Reducir riesgos

Los expertos consideran que en el caso de que se apueste por volver a las aulas el próximo 11 de enero, se debe establecer un “protocolo detallado que incluya todas las medidas recomendadas para reducir el riesgo de transmisión en las aulas".

El cierre de los colegios tiene un impacto directo en diferentes esferas sociales, económicas y laborales. Es por esta razón que solicitan a los responsables de tomar las decisiones que adopten medidas que “minimicen” esta situación.

La escuela es esencial

La plataforma Tornem a les escolespor su parte, defiende que la escuela "es esencial y debe continuar abierta" hasta las últimas consecuencias.

La clausura de los centros educativos, advierte, tiene un impacto social muy pronunciado, especialmente para las familias vulnerables y para los alumnos de educación especial.