Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El exmonitor de un instituto de Lleida condenado, a la salida de los juzgados / EP

Un exmonitor de un instituto de Lleida acepta un año de prisión por enviar fotos sexuales a alumnas

El juez y la parte demandante han aceptado la suspensión de la pena a petición del condenado

2 min

Un exmonitor del instituto Samuel Gili i Gaya de Lleida ha reconocido este miércoles dos delitos de abuso sexual y ha sido condenado a un año de cárcel y a uno de libertad vigilada por crear un grupo de WhatsApp con una estudiante de 15 años y otra de 16, a las que enviaba fotos suyas desnudo y comentarios de carácter sexual.

El hombre, de 41 años, ha reconocido los delitos en el juicio de conformidad celebrado en el Juzgado Penal número 1 de Lleida y ha solicitado la suspensión de la pena, para no entrar en la cárcel. La suspensión ha sido aceptada por el juez, al no oponerse ni la Fiscalía ni la Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampa), que se personó como acusación particular.

“Hechos intolerables”

El acusado llevaba 12 años contratado por el AMPA como bibliotecario y fue detenido en 2018 después de que las alumnas comunicaran al instituto que habían sido víctimas de acoso y la dirección lo denunciara a los Mossos d'Esquadra. En declaraciones a los medios tras el juicio, el abogado de la acusación, Enric Rubio, ha mostrado la satisfacción "por la sentencia condenatoria por unos hechos muy graves que cometió un señor contratado para que hiciera de bibliotecario en el instituto".

El letrado ha considerado que unos hechos de esta índole “son absolutamente intolerables y más cuando se comenten con menores de 16 años", y ha insistido en que el AMPA lo que quería era un acto de justicia.  Es por ello que "hemos considerado que es oportuno el reconocimiento de la culpa y a cambio una rebaja de la condena”, ha afirmado.