Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cartel que indica la zona de bajas emisiones de Barcelona / BARCELONA

Europa advierte a Barcelona de que la zona de bajas emisiones es insuficiente

Para reducir la contaminación se debe apostar por las renovables y actuar a "nivel pluridimensional"

3 min

La Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) avisa de que la zona de bajas emisiones (ZBE) introducida por Ada Colau podría ser insuficiente para reducir el impacto de la contaminación en la ciudad.

Este extraño 2020, con el notable descenso de la movilidad, dificulta el cálculo de cuál ha sido el impacto real de la medida. Sin embargo, Evrim Dogan, experta en calidad del aire de la agencia europea, apunta que las últimas estadísticas hacen pensar que Barcelona terminará el año cumpliendo los límites de contaminación.

Necesidad de más medidas

Desde el organismo europeo afirman que las zonas de bajas emisiones efectivamente contribuyen a reducir la contaminación, pero “esto no quiere decir que deba ser la única medida adoptada”, señala Dogan, porque en las ciudades “hay diferentes fuentes de polución".

Cada ciudad tiene sus particularidades y sus ayuntamientos disponen de competencias diferentes. Por esta razón, “no hay una medida que vaya bien a todas las urbes con niveles de contaminación altos".

Impacto a largo plazo

En relación a la medida de implantar un peaje urbano para entrar a los núcleos urbanos, antes se debe evaluar el impacto “global” que tendrá en la calidad del aire, subraya Dogan. En este sentido, hay ciudades que “están implementando estas medidas y notan sus efectos”.

Hay que tener claro que los efectos de este tipo de medidas no son inmediatos, y que para evaluar los resultados se debe considerar “la tendencia a largo plazo”. Es importante apostar por “las energías renovables” y actuar a “nivel pluridimensional”.

Barcelona cumple

De acuerdo con los datos provisionales de que se dispone, Barcelona podría cumplir este año los límites anuales de protección de la salud, establecidos en 40 μg/m3. Ninguna estación de la ciudad supera este valor. En 2019, dos de ellas se situaron por encima del umbral de contaminación, mientras que en 2018 y 2017, fueron tres.

Al cumplimento del tope de polución ha contribuido el impacto del confinamiento en la circulación de vehículos, que se redujo a la mínima expresión. De hecho, Barcelona fue la urbe de Europa en la que más se redujo, con un 59% menos de emisiones entre el 15 de marzo y el 30 de abril.

Destacadas en Vida