Menú Buscar
Estos son los eufemismos sexuales más usados por los españoles / PIXABAY

¿Cuáles son los eufemismos sexuales más usados por los españoles?

El uso repetido, a veces a lo largo de los siglos, de ciertos términos hace que estos formen parte de un lenguaje compartido

María Díaz
07.08.2019 13:51 h. Actualizado: 07.08.2019 13:51 h.
4 min

El sexo continúa siendo para muchos un tema tabú. Para hablar de él se emplean expresiones o frases hechas que, sin ser explícitas en su forma, sí lo son en su contenido. Son los conocidos como eufemismos sexuales.

La marca LELO, especializada en juguetes eróticos de lujo, se ha propuesto conocer cuáles sin los eufemismos sexuales más usados por los españoles y cuál es su procedencia. "A pesar de vivir en la era de la información, todavía existen infinidad de detalles por descubrir en torno al sexo y la sexualidad", explica Alberto Gooding, el responsable de la marca en España.

Edad Media y Antigüedad

El estudio realizado ha determinado que llevar al huerto, poner mirando a Cuenca, tocar la zambomba y comer el higo son las expresiones sexuales encubiertas preferidas por los españoles. "La mayoría de ellas se remonta a la Edad Media, o incluso a la Antigüedad", cuenta Alberto Gooding.

De los eufemismos más usados por los españoles, llevar al huerto es el que se emplea con más frecuencia. Su origen está en la literatura, en concreto en la obra La Celestina, atribuida a Fernando de Rojas y publicada en 1499.

'La Celestina'

En ella, el joven noble Calisto sufre por el amor no correspondido de Melibea. Dispuesto a conquistarla contrata los servicios de la alcahueta conocida como La Celestina. Ella será quien logre que Calisto pueda reunirse con su amada en el huerto de Melibea. Lo demás es cosa de la imaginación popular.

Poner mirando a Cuenca es el segundo de los eufemismos sexuales más usados por los españoles y tiene más de un origen posible. La versión más aceptada es la que hace referencia a la torre con vistas a la población conquense que Felipe el Hermoso mandó construir en Toledo para citarse con sus amantes.

Las vistas de Cuenca

Cuenta la historia, que el marido de Juana la Loca le decía a su esposa que iba a poner a una dama mirando a Cuenca cada vez que se disponía a subir al elevado refugio amoroso. Los guardias del duque encontraron la ocurrencia muy divertida y la expresión se consolidó en uso popular.

Tocar la zambomba es otro de los eufemismos sexuales más usados por los españoles. Su origen está en el siglo XV, momento de la llegada del instrumento musical de la zambomba desde el continente africano a la Península Ibérica. La zambomba servía para poner música a los ritos de fertilidad y preparación sexual de las tribus de donde procede el instrumento.

Fruta de la fertilidad

Comer el higo es el último de los eufemismos sexuales más usados por los españoles. Este fruto aparece en grabados griegos de la Antigüedad como símbolo de la fertilidad en manos de la diosa de la agricultura Demeter. Tiempo después, la cultura judeocristiana estableció una relación entre esta fruta y el órgano sexual femenino.