Menú Buscar
Los hermanos Higini y Ramón Cierco ante los tribunales de Andorra / FOTOMONTAJE DE CG

El Tribunal de Corts desimputa a los Cierco del 'caso BPA'

La Justicia andorrana archiva la causa por blanqueo a los exdueños del banco, fija el juicio para enero y mantiene la investigación contra 25 exempleados de la entidad

5 min

El Tribunal de Corts andorrano acaba de dictar el sobreseimiento de la causa contra los hermanos Ramón e Higini Cierco por su supuesta implicación en la presunta trama de blanqueo internacional de capitales urdida desde el BPA (banco del que eran dueños) y que provocó la intervención de la entidad.

A petición de la fiscalía, y ante la ausencia de acusación del Gobierno del Principado que ejerce la acusación particular (quien instó la imputación de los banqueros), el alto tribunal andorrano ha decidido no sentar en el banquillo a los dos hermanos en los que se considera como pieza troncal del caso BPA. “De conformidad con los artículos 125.4, 126 y 128.1 del Código de Procedimiento Penal procede acordar el sobreseimiento provisional de la presente causa respecto los encausados Higini Cierco Noguer, Ramón Cierco Noguer (…). Así se expresa el tribunal en la página 4 del auto compuesto de 69 folios.

Exonerados e imputados

Sin embargo, en este mismo auto de fecha 20 de junio al que ha tenido acceso Crónica Global, el tribunal desestima la petición de archivo contra otros 25 imputados, todos exempleados de la entidad que se sentarán en el banquillo de los acusados a partir del mes de enero del año próximo.

 

Junto a los hermanos Cierco han sido exonerados de culpa dos antiguos altos directivos de la entidad y cinco empleados. En la página 57, el magistrado Josep Maria Pijuan añade que se ordena “denegar el sobreseimiento respecto de los procesados Joan Pau Miquel Prats” y otros 24 exempleados de la entidad financiera. El auto añade: “Y celebrar el juicio oral respecto a estos procesados”. 

 

Así pues, el que fuera CEO del banco, Joan Pau Miquel, encarcelado en esta acusa durante 22 meses tras ser detenido en marzo del 2015, se sentará en el banquillo de los acusados.

Pijuan se pone a investigar

El magistrado Josep Maria Pijuan, ponente del tribunal, acepta 16 documentos probatorios entregados por las defensas de los encausados.

En el punto 5 de las conclusiones del auto judicial, el magistrado pide que se practiquen 80 diligencias, la mayoría denegadas por la juez instructora en la fase preliminar.

Llama la atención que el magistrado no devuelva la causa a la Canolich Mingorance, sino que es el propio Pijuan el que reitera para “su particular estudio” más de 80 pruebas “bajo la tutela del Tribunal de Corts”.

Aparece la Operación Emperador

Pijuan pide al Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional “para que participe en copia testimoniada y actualizada de la totalidad de la causa diligencias previas 131-2011 conocida como Emperador, comprendida la pieza principal y las otras”. El sumario de la Operación Emperador y el controvertido papel en esa trama de uno de los imputados en la causa, Rafael Pallardó, fueron el detonante de la detención de Joan Pau Miquel y de la ulterior intervención de la entidad.

Pallardó en entredicho

El magistrado pide en la página 67 del auto que “se solicite al Gobierno de Andorra para que informe sobre las peticiones de autorización de constitución de sociedades de Rafael Pallardó Cabrelles y Rafael Pallardó Calatrava, y la sociedades que les conste a su nombre en el Principado”.

Llama la atención que el Tribunal de Corts, sin embargo, se niega a investigar las relaciones de Pallardó (presunto blanqueador del también imputado en la causa Emperador, el empresario Gao Ping) con otros bancos andorranos, relaciones acreditadas por la policía. Dice el tribunal que “no se está juzgando la operativa de otros bancos”.

Destacadas en Vida