Menú Buscar
El etarra Ángel María Tellería, alias Antkotxa / MINISTERIO DEL INTERIOR

El etarra Tellería, detenido en México

Las autoridades detienen a uno de los autores del primer asesinato de una mujer policía en acto de servicio

3 min

Las autoridades han detenido en México, este jueves, al etarra Ángel María Tellería, alias Antkotxa, en virtud de una orden dictada desde España por el asesinato de la primera mujer muerta en acto de servicio. En marzo prescribía el delito.

El arresto tuvo lugar en León-Guanajuato, en una operación desarrollada por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) de México y la Comisaría General de Información de la Policía Nacional española, según ha informado el Ministerio del Interior.

Búsqueda y captura

Integrado en ETA desde 1972 y miembro de diversos comandos con un largo historial delictivo, contaba una Orden de Búsqueda y Detención por un delito de atentado con resultado de muerte, que fue convertida en Orden Internacional de Detención (OEDE/OID) en marzo de 2013.

En concreto, esta orden se refiere al asesinato de la inspectora María Josefa García Sánchez, primera mujer de la Policía Nacional muerta en acto de servicio como consecuencia de un atentado terrorista.

Los hechos

El asesinato se produjo el 16 de junio de 1981, cuando el comando etarra fue sorprendido en una operación policial en Zarautz (Guipúzcoa). Al ser interceptados por los agentes, los terroristas lanzaron varias granadas y abrieron fuego con una metralleta Stein, causando la muerte de la inspectora, de 23 años y miembro de la Brigada Central de Información.

La Procuraduría General de la República de México ha confirmado la detención de este veterano etarra que permanecía huido en México desde la década de 1980.

Más ataques

Tras el atentado, los miembros de este comando asesinaron también a tres jóvenes en Tolosa a los que confundieron con policías. Las víctimas eran vendedores de material didáctico para la enseñanza del euskera.

Además, en octubre de 1982 este mismo comando atentó contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Leiza (Navarra). En esta acción terrorista resultó muerto Gregorio Hernández Corchete, que se encontraba en el cuartel renovando su licencia de caza, y heridos dos guardias civiles.