Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El médico investigador Oriol Mitjà durante el estudio para erradicar la enfermedad de pian / EP

Un estudio liderado por Oriol Mitjà mejora la estrategia para erradicar la enfermedad de pian

Los resultados de su ensayo clínico muestran una “mayor eficacia” que el método oficial que se usa para controlar esta afección, que afecta principalmente a la piel, los huesos y las articulaciones

4 min

Un estudio liderado por el infectólogo independentista Oriol Mitjà, del Hospital Germans Trias i Pujol, la Fundación de Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas (FLSida) y la doctora del Departamento Nacional de Salud de Papúa Nueva Guinea, Lucy John, mejora la estrategia para eliminar la enfermedad de pian.

Los resultados de su ensayo clínico, que publica la revista científica New England Journal of Medicine, muestran una “mayor eficacia” de esta estrategia en comparación con el método establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para avanzar hacia la desaparición efectiva de esta afección.

Afecta sobre todo a niños de áreas rurales

El pian es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Treponema pallidum, similar a la sífilis. No obstante, esta se transmite por contacto con lesiones cutáneas de personas infectadas y afecta principalmente a la piel, los huesos y las articulaciones.

Los que más suelen contagiarse son los niños que viven en áreas rurales, con un clima templado o tropical, en países de África, islas del Pacífico occidental y el sudeste de Asia.

Financiado por la Fundación La Caixa

El estudio comenzó hace diez años, cuando Mitjà y su equipo, formado por Camila G. Beiras y Martí Vall-Mayans –entonces del ISGlobal y actualmente investigadores de FLSida–, pusieron las bases científicas para que la OMS estableciera la denominada Estrategia Morges para erradicar el pian a partir del suministro de una dosis de azitromicina a todos los residentes en áreas donde se hubieran registrado casos.

No obstante, en 2018 vieron que esta estrategia era insuficiente para detener su transmisión, por lo que iniciaron un nuevo ensayo clínico entre abril del mismo año y octubre de 2019 en la provincia de Nueva Irlanda financiado por la Fundación La Caixa, la Diputación de Barcelona y la Fundació Barberà Solidària, con la donación del medicamento por parte de la farmacéutica Kern Pharma.

Ensayo con 57.000 habitantes

En el ensayo participaron unos 57.000 habitantes de Nueva Irlanda, una zona de alta afectación por el pian, y comprobaron que, a los 18 meses, la prevalencia de la enfermedad fue cuatro veces menor en el grupo que había recibido tres rondas de azitromicina (0,04%) en comparación con el que recibió solo una (0,16%), como indica la estrategia oficial.

Según los autores del estudio, “estos resultados perfilan los pasos a seguir para alcanzar la erradicación efectiva de la enfermedad”. En esta línea, Mitjà subraya que “todos tenemos la responsabilidad de contribuir al control de las infecciones”.

Clave para eliminar las infecciones en general

Es más, según el presidente de FLSida, Bonaventura Clotet, este avance es también relevante para el planteamiento de la eliminación de las afecciones infecciosas en general. “En las próximas décadas se espera que habrá nuevas infecciones emergentes y debemos apostar por la investigación en esta área”, ha señalado en un comunicado.

Por su parte, el catalán Oriol Mitjà, miembro del comité científico asesor del Govern en la lucha contra el Covid-19, argumenta que “será imprescindible establecer una agencia fortísima especializada en identificar amenazas infecciosas y estrategias para su contención, que esté interconectada con agencias de otros países”.