Menú Buscar
Un murciélago, una de las especies que podría adaptarse al cambio climático / UNSPLASH

Un estudio revela que algunas especies pueden adaptarse genéticamente al cambio climático

La investigación ha confirmado que ciertas poblaciones de animales son menos vulnerables al aumento de temperaturas

07.05.2019 11:35 h.
4 min

El cambio climático está produciendo muchísimos cambios en el Planeta, pero sin duda, uno de los que más preocupa a la comunidad científica es la supervivencia de las especies animales y su capacidad de adaptación a las nuevas temperaturas y ecosistemas.

Una investigación dirigida por la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, ha demostrado que ciertos animales pueden adaptarse al aumento de temperaturas, con lo que la amenaza de pérdidas de distribución para algunas especies se habría sobreestimado.

Un nuevo enfoque

Los autores han desarrollado un nuevo enfoque que permite detectar con más precisión la vulnerabilidad de los animales. De esta manera, los esfuerzos podrían centrarse en garantizar la conservación de las especies que tengan un riesgo más alto de extinción.

Los métodos que se utilizan actualmente para medir el riesgo dejan de lado el potencial que algunas poblaciones tienen para adaptarse genéticamente a un ambiente cambiante, con lo que pueden sobrevivir en entornos más cálidos y áridos con mejores condiciones que otros animales de la misma especie.

Murciélagos

La doctora Orly Razgour, profesora de Ecología en la Universidad de Southampton, ha dirigido el estudio en el que se han analizado los datos genómicos de dos tipos de murciélagos nativos del Mediterráneo, un área especialmente afectada por el cambio climático y el aumento de la temperatura.

Se han tomado muestras de más de 300 murciélagos que viven en la naturaleza y se ha estudiado el ADN de los que han logrado prosperar en ambientes más cálidos y más fríos. Después, han utilizado esta información para modelar cambios en la actitud climática y la distribución de cada grupo en el clima del futuro.

Cambio de aires

Una vez se han mapeado las áreas con más población de estos quirópteros adaptados, se han estudiado los paisajes entre cada área para determinar si permitirían que los murciélagos habituados al calor y la sequía se movieran a las áreas habitadas por los que se habían acostumbrado al frío y la humedad.

Los hallazgos han sido claros: han mostrado que existe una cubierta forestal adecuada para que estos animales se movieran en la mayoría de paisajes. El hecho de que cada especie pueda ajustarse a diferentes circunstancias eleva el potencial de la población para sobrevivir a medida que las condiciones climatológicas sean más cálidas y secas. Ragzou ha afirmado que "si se utiliza este modelo al evaluar la vulnerabilidad de cualquier especie al cambio climático, podríamos reducir las predicciones erróneas y los esfuerzos de conservación mal ubicados”.