Menú Buscar
Importante Estudiar el color en el diseño gráfico

Por qué estudiar diseño gráfico

Analizamos las ventajas de formarse adecuadamente en esta profesión de futuro

18.03.2019 12:38 h.
7 min

El diseño gráfico consiste en realizar comunicaciones visuales para transmitir un mensaje determinado hacia un público concreto. Cada día más gente estudia y se dedica al ámbito del diseño visual debido al crecimiento de las nuevas tecnologías, con lo que existe una alta competitividad en esta área. Por eso, para estudiar diseño gráfico Madrid es una de las mejores opciones, por ser una ciudad con alta oferta en este tipo de puestos. Resulta lógico que la capital del país sea la ciudad que más oportunidades brinda a los nuevos diseñadores.

La historia de esta profesión comienza ligada a la literatura, a través de la ilustración de los primeros libros (Códices). Los encargados de incorporar estas ilustraciones eran conocidos como iluminadores. Tras la invención de la imprenta se posiciona como una necesidad y con la llegada de las vanguardias artísticas adquiere una mayor relevancia hasta desligarse completamente del motivo de su nacimiento y convertirse en un tipo de arte. Es entonces cuando surgen las escuelas de diseño y evolucionan hasta acabar siendo hoy en día uno de los puestos de trabajo más demandados.

El diseño gráfico se mueve en un ámbito que oscila entre lo comercial y lo creativo, por eso no sólo hace falta poseer conocimientos sobre la técnica sino que es necesario poseer cierto sentido del gusto. Pero todo se aprende por el camino del estudio, aunque es cierto que hay que tener un base técnica sólida para conocer y manejar las herramientas digitales adecuadas para la creación de contenido gráfico.

Programas de edición y composición

Los programas de edición son la esencia básica de la composición digital de documentos y existen tres tipos de herramientas para ello: programas de composición de página, aplicaciones de ilustración y utilidades de tratamientos de imágenes y fotografías.

Los programas de composición de página son los que se utilizan para la maquetación y composición de todo tipo de publicaciones, ya sean libros, periódicos, revistas, etc. El objetivo principal es crear un diseño atractivo sin dejar de ser funcional para el consumidor y así conseguir una buena armonía entre forma y contenido. Ejemplos de programas de este tipo son InDesign, QuarkXpress o Scribus.

Aplicaciones de tratamiento de imágenes

Las aplicaciones de ilustración se utilizan para crear imágenes vectoriales y digitales a través de parámetros matemáticos. Sirven para la elaboración de ilustraciones, logotipos o tipografías. Hay diversos programas de este tipo pero los más conocidos son Illustrator, CorelDraw, Inkscape y Freehand.

Los programas de tratamiento de imágenes y fotografías se utilizan, sobre todo, para la manipulación de imágenes. Es decir, son programas para hacer retoques y montajes fotográficos. El más conocido es Photoshop, pero existen otros como GIMP, Pixelmator o Paintshop Pro.

Áreas de estudio

Dentro del diseño gráfico existen varias áreas diferentes que se entrelazan entre ellas pero de las que se requiere un talento y estudios especiales para cada una de ellas. Así entonces, existe el diseño para información (carteles, flyers, libros, revistas, CD y DVD...), para persuasión (identidad corporativa, etiquetas, envases...), para educación (material didáctico, cartelería de seguridad industrial, señalizaciones...), para administración (formularios, billetes, sellos y toda pieza susceptible de falsificación), tipográfico, de logotipos, para el marketing digital y de interfaces.

¿Dónde estudiar diseño gráfico?

Para estudiar diseño gráfico Madrid es perfecta, hay una amplia oferta de cursos y estudios ajustados al nivel requerido. Para aprovechar al máximo el talento y la habilidad creativa a través del manejo de las herramientas que actualmente se demandan en las empresas del sector, la capital es la mejor de las opciones. Y la verdad es que hacerlo en pleno centro de la ciudad, en una calle como por la Gran Vía, es un valor añadido pues cada paseo supone una fuente de inspiración para la creatividad.

Lo más recomendable para a la hora del estudio de esta materia, es hacerlo en una academia que dé garantías de calidad para el aprendizaje y desarrollo profesional mediante planes formativos eficaces, que supongan la adquisición necesaria y adecuada de las destrezas técnicas ideales en el manejo de las principales herramientas utilizadas por esta profesión.

El hecho de estudiar diseño gráfico en Madrid en un centro de prestigio da un valor añadido al currículum vitae. Las empresas lo saben, y lo tienen muy en cuenta a la hora de contratar nuevos diseñadores. Por eso haber estudiado en una academia altamente valorada abre puertas para conseguir un buen puesto de trabajo en el que desarrollar la creatividad a través de los medios digitales.

Lo mejor es que la academia en cuestión ofrezca un alto nivel de personalización y resultados positivos a través de la experiencia. Que posea más de treinta años de experiencia en el sector es un aval inestimable para conseguir buenos resultados. Así también, se recomiendan los cursos de aproximadamente 200 horas para una mejor especialización y convertirse en un verdadero profesional.

--

Contenido patrocinado