Menú Buscar
Javier Benítez, presidente del tribunal, y el vicerrector Ciro Pérez

Los estudiantes extremeños protestan contra la repetición del examen de selectividad

Siete pruebas pudieron verse comprometidas por un hackeo en la web de la universidad, lo que afecta a unos 3.000 alumnos

3 min

Los estudiantes de Extremadura se ponen en pie de guerra contra la decisión de repetir varios exámenes de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) por un error en la web de la Universidad de Extremadura (UEx). En la tarde del jueves, tras conocerse el suceso, decenas de jóvenes se concentraron en las inmediaciones del rectorado para protestar e incluso algunos de ellos pasaron la noche encerrados en la biblioteca central del campus Badajoz.

La Coordinadora Estudiantil Badajoz ha enviado un comunicado en el que destaca que los estudiantes “no tenemos la culpa” del error ocurrido y exigen “la marcha atrás de su plan de repetir los exámenes” de selectividad. Además, han convocado una concentración protesta a las 12.00 del viernes frente a las puertas del rectorado de la UEx.

Hackeo de la web

La comisión organizadora de la selectividad detectó “un error” el pasado miércoles que supuso el “acceso no autorizado” a la página web de la UEx, lo que pudo afectar a la confidencialidad de varios exámenes.

Ante las "sospechas de que hubiera habido algún acceso indebido" a las pruebas, la UEx repetirá el próximo martes, 12 de junio, las pruebas de Matemáticas, Latín, Fundamentos del Arte, Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales, Geología, Griego y Diseño. Se calcula que más de 3.000 alumnos deberán presentarse de nuevo a estos exámenes.

Vara exige "responsabilidades"

Guillermo Fernández Vara, presidente del Gobierno extremeño, considera que lo ocurrido "debe ser depurado con responsabilidades". En su cuenta oficial de Twitter ha declarado que, además de volver a realizar estos exámenes, "se tiene que saber quienes son los responsables y que les pidan disculpas a los estudiantes".

La Junta de Extremadura considera que la solución llevada a cabo para zanjar este error es "la única manera de restituir los principios de igualdad, mérito y capacidad que han sido vulnerados", a pesar de "ser consciente del trastorno que la repetición de estas pruebas va a generar a los estudiantes y a sus familias". Por ello, pide que la Universidad "blinde la seguridad" en la custodia de las pruebas.