Menú Buscar

Los estudiantes catalanes, a la calle en el '15M del clima'

'Fridays for future' congrega a jóvenes de 1.600 ciudades de todo el mundo para pedir medidas "urgentes" sobre el medio ambiente

Una concentración de estudiantes por el clima en Girona / Fridays for future Girona
15.03.2019 00:00 h.
7 min

“Vimos el vídeo de Greta en el sofá de nuestro piso y quisimos hacer algo. Al día siguiente nos concentramos cinco amigos ante la sede de la Generalitat”. Lucas Barrero (22 años, Huelva) se refiere a Greta Thunberg, la activista sueca de 16 años que se ha convertido en referente mundial en la lucha contra el cambio climático. Nueve semanas después de la primera protesta en Girona, este joven acaba de llegar del Parlamento Europeo de Estrasburgo y no para de recibir llamadas.

Barrero, de origen onubense, llegó hace cuatro años a Girona para estudiar Biología y Ciencias Ambientales. Hoy es uno de los impulsores en España de Juventud por el Clima, un movimiento que reclama “acciones urgentes” por el medio ambiente y que este viernes da el gran salto adelante con Fridays for future –‘Viernes por el futuro’– , una huelga estudiantil secundada en más de 1.600 ciudades de todo el mundo.

Movimiento “apartidista”

Thunberg, nominada al Nobel de la Paz por su radical defensa del clima, comenzó a concentrarse en solitario cada viernes desde el pasado verano ante el Parlamento de Suecia. Lo hacía con una pancarta en la que figuraba: “Huelga escolar por el clima”. Ese germen, que contagió rápidamente el norte de Europa, tuvo su réplica en Girona, la primera ciudad de España en movilizarse. “Las primeras semanas éramos cinco, pero a partir de febrero empezamos a ser 50, luego 120 y la última vez nos concentramos 200 personas”, explica Barrero.

Greta Thunberg, con un cartel bajo el lema "School Strike for Climate" ('Huelga escolar por el clima') / EFE

Greta Thunberg, con un cartel bajo el lema "School Strike for Climate" ('Huelga escolar por el clima') / EFE

El joven llega de vuelta de una reunión sobre el cambio climático en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, en la que han participado 60 estudiantes del continente junto a los eurodiputados. Sin embargo, afirma que la sensación es “agridulce”. “Ha sido triste que no pudiéramos participar en el debate. Ahí se nos cayó nuestra opinión porque no pudimos transmitir nuestro mensaje. El Parlamento estaba vacío y daba un poco de pena”, lamenta. “Pensé que si esos son nuestros representantes, algo malo pasa. Llevan años diciendo que hay que tomar acciones, pero a la hora de la verdad, cuando hay que tomar decisiones, son cobardes”, espeta Barrero. Desde el movimiento aseguran ser “apartidistas” y no estar vinculados a ninguna organización ni partido. Su intención es “hacer política desde la base”.

Muertes prematuras por contaminación

El ya denominado como 15M del clima se produce días después de que las Naciones Unidas emita un informe de alerta: "Nuestra salud estará cada vez más amenazada si el mundo no toma medidas urgentes para frenar y reparar los graves daños causados al medio ambiente”. En concreto, asegura que “la contaminación del agua, del aire y los desechos químicos” son factores que ponen en riesgo el futuro del ser humano. Tanto es así que, según el estudio realizado por expertos de 70 países, la contaminación será responsable de entre 4,5 y 7 millones de muertes prematuras por año hasta 2050. De ellas, 800.000 tendrán lugar en Europa.

“No hay tiempo para esperar a que crezcamos. Necesitamos actuar ya ante la crisis climática", espetaba Thunberg el pasado febrero al Parlamento Europeo en un discurso. El objetivo primordial es que la temperatura del planeta no suba 1,5 grados, cosa que podría ocurrir en 11 años. Un informe elaborado por el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, en inglés) sitúa en 2030 la fecha en la que esto ocurrirá si continúa el calentamiento global. 

Los institutos también paran

En Barcelona, una de las promotoras de la huelga es Aitana Ralda. Tiene 16 años, igual que Thunberg, y estudia primero de Bachillerato: “Cuando vi lo de Greta quise hacer algo”, explica. Así, el 22 de febrero, junto a otras seis compañeras realizó la primera huelga por el clima en un instituto de España. “Tengo amigas que dicen: ‘Estoy de acuerdo pero no lo voy a hacer porque tengo clase’. Sé que la escuela es importante, pero más importante es el futuro y hasta que no luchemos al máximo por el planeta, no nos podemos rendir”, explica.

Jóvenes siguen el debate por el clima en el Parlamento Europeo / EFE

Jóvenes siguen el debate por el clima en el Parlamento Europeo / EFE

En el mismo sentido habla Gemma Barricarte, estudiante de arquitectura de 25 años y una de las caras visibles del movimiento por el clima en Barcelona. “Todas las medidas deben ir dirigidas a la reducción de gases de efecto invernadero y a cumplir el acuerdo climático de París”, sentencia. Aunque prefiere no generalizar, matiza que aún “hay trabajo por hacer” para concienciar a los jóvenes. Una de las medidas que ha tomado ella, explica, es la de pasarse al vegetarianismo: “Gran parte de las emisiones vienen de la ganadería y de la agricultura industrial”.

Medidas “radicales y valientes”

Fridays for future pretende concienciar a la sociedad sobre la situación del medio ambiente y presionar a los responsables políticos para que promuevan medidas en este aspecto. En lo que respecta al Gobierno de España, “han tenido gestos pero no son suficientes, por eso los jóvenes salen a la calle. Hacen falta medidas radicales y valientes”, afirma Pablo Chamorro, portavoz de Greenpeace.

“A los que dicen que ya no se puede hacer nada, yo les diría que todavía estamos a tiempo. Tenemos 11 años y, si vamos de la mano, lo que conseguiremos no será solo un mejor planeta sino una mejor sociedad”, sentencia Barrero.

¿Quiere hacer un comentario?