Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los estragos de las inundaciones en un camping de les Cases d'Alcanar / EFE

Los estragos de las inundaciones en el sur: 200 rescates y 18.000 usuarios sin luz

Más de 100 voluntarios han colaborado con el operativo de limpieza tras el episodio de lluvias, que han generado más de medio millar de situaciones de emergencia

4 min

Los Bomberos de la Generalitat han rescatado a unas 200 personas a causa de las inundaciones del pasado miércoles en Tarragona, que además dejaron sin luz a 17.646 personas en el Montsià y el Baix Ebre en el momento de máxima afectación. Así lo ha detallado la Consejería de Interior en su balance final, según el cual decenas de personas fueron atendidas por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y 87 personas fueron acogidas en centros por parte de Protección Civil, la Cruz Roja y los ayuntamientos.

Durante el temporal no se han tenido que lamentar víctimas mortales ni heridos de gravedad, pero los daños materiales han sido significativos especialmente en Alcanar, así como en el resto de las Terres de l'Ebre y el norte de Castellón. Hace unos días, el Govern anunció ayudas, así como la posibilidad de declarar la región afectada como zona catastrófica, reivindicación de las cámaras catalanas que el Ejecutivo autonómico aseguró estar valorando.

Más de 100 voluntarios

Durante los días posteriores a las inundaciones, Protección Civil y los consistorios afectados "han mantenido un importante dispositivo con más de un centenar de voluntarios de protección civil y ocasionales de diferentes puntos del territorio para limpiar viviendas, calles e infraestructuras", ha manifestado el consejero Joan Ignasi Elena. La respuesta por parte de los servicios de emergencias fue rápida y coordinada "para poder priorizar las actuaciones más urgentes", como los rescates de personas en situación de peligro o asegurar los servicios e infraestructuras en peligro.

Ante las previsiones del plan Inuncat, Bombers de la Generalitat desplegaron y coordinaron un centro de Mando Avanzado en el parque de bomberos de Amposta, "para coordinar la respuesta operativa in situ" para resolver incidencias, priorizar y garantizar la seguridad en las actuaciones. Unas labores que se han mantenido como mínimo hasta ayer. El teléfono de emergencias 112 atendió 711 llamadas de ciudadanos alertando de 527 incidencias.

Carreteras cortadas

Se cortaron las principales vías como la AP-7, la N-340 y otras secundarias, y también se interrumpió la circulación ferroviaria. En Alcanar se llegaron a acumular 60 centímetros de agua en las aceras de las calles y todos los sótanos y aparcamientos se inundaron, "llegando a más de dos metros de altura".

En Les Cases d'Alcanar las inundaciones llegaron a 1,5 metros de altura, "provocando la inundación de toda la parte antigua del núcleo urbano", y a causa de las inundaciones, desapareció un tramo del vial paralelo a la línea marítima. En Ulldeconase inundaron algunos edificios como la biblioteca, el ayuntamiento, el pabellón municipal y el polígono industrial, entre otras afectaciones.