Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de Mossos d'Esquadra investiga estafas que se cometen online / MOSSOS

El 90% de las estafas se cometen online

Los hurtos en Cataluña se desploman un 91% y las detenciones un 45% en plena reclusión por la pandemia del coronavirus

5 min

Correos electrónicos en los que supuestos proveedores ofrecen toda clase de material de protección frente al coronavirus; SMS que alertan a trabajadores de ERTE en su empresa y les piden el número de cuenta para acceder a una prestación, o mensajes de Hacienda sobre facturas no declaradas que también reclaman datos fiscales. Aunque la delincuencia se ha desplomado un 74% en Cataluña durante el estado de alarma --según datos de los Mossos d’Esquadra, entre el 13 de marzo y el 27 de abril de este año, en comparación con el mismo periodo del año anterior--, se han registrado robos con fuerza en establecimientos comerciales --que han caído un 54%; de 1.127 a 516--, también en vehículos y estafas online. Una variante que, indican desde este cuerpo policial, ya supone el 90% del conjunto de los fraudes.

Mensaje de SMS que podría ser una estafa / PIXABAY
Mensaje de SMS que podría ser una estafa / PIXABAY

“La modalidad presencial, incluido el tocomocho, es cada vez menos frecuente porque con el anonimato que aporta internet resulta más sencillo”, apuntan fuentes policiales. Durante el confinamiento, los robos con violencia e intimidación se han reducido un 80% --de 3.359 a 662-- en el territorio. Y los hurtos, el delito que más baja, un 91% --han pasado de 30.328 a 2.711--. El motivo es la escasa afluencia de personas en las calles, lo que ha llevado a un repunte de los timos en la red. Y es que según la Guardia Civil, estos han registrado un crecimiento de hasta el 70% en el conjunto de España respecto al periodo anterior a la pandemia. En Cataluña, según detalla la policía autonómica, se registró “una bajada importante” de las estafas online durante los primeros días de la reclusión --llegaron a caer hasta un 70%-- pero “poco a poco” éstas se han incrementado hasta llegar a niveles anteriores a la crisis sanitaria, lo que supone cerca de 180 denuncias diarias.

Caída del crimen

A nivel estatal, la criminalidad también ha sufrido una reducción cercana al 74%, según los datos del Ministerio del Interior --sin incluir las cifras de País Vasco ni Cataluña--. Entre el 14 y el 31 de marzo, los cuerpos policiales han registrado casi 20.000 infracciones penales, y los posibles delitos ascienden a más de 75.000. A pesar de que el descenso ha sido generalizado, tanto en los referidos a seguridad vial --57% menos--; de odio --reducción del 73%-- y tráfico de drogas –caída cercana al 50% menos--, la reducción de atracos a estancos y farmacias es menor. Un 21% los primeros y del 35% las segundas.

El coche estampado en uno de los robos en farmacias / MOSSOS
El coche estampado en uno de los robos en farmacias / MOSSOS

En el caso del territorio catalán, los Mossos d’Esquadra reforzaron su patrullaje entorno a establecimientos considerados de primera necesidad durante la pandemia, ante el incremento de robos. A principios de abril, se registraron cuatro asaltos en un misma jornada a boticas de Barcelona. Con el fin de evitarlos, la policía intensificó la vigilancia, sobretodo durante los horarios de apertura y cierre, cuando el tráfico de transeúntes en las calles es más reducido, y la vulnerabilidad ante posibles delicuentes aumenta.

Robos en vehículos

Desde que comenzó el confinamiento, las detenciones también han descendido un 45% en la comunidad autónoma. En cambio, las denuncias por atentado contra la autoridad, resistencia o desobediencia se han incrementado hasta el 203%, pasando de 585 a 1.775. Hasta el momento, los agentes han interpuesto más de 101.700 denuncias por incumplir las restricciones de movilidad, que se notificarán una vez termine el estado de alarma.

Saqueo a un vehículo en Barcelona / MOSSOS
Saqueo a un vehículo en Barcelona / MOSSOS

La reclusión también ha incrementado los robos en vehículos, así como en segundas residencias. Así lo asegura un informe del comparador de seguros Acierto.com que apunta que la emergencia sanitaria no ha frenado estos delitos. Por comunidades, Madrid, Cataluña y Andalucía lideran el ranking, y coches y furgonetas con más de una década de antigüedad serían los más asaltados.