Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un hombre sujeta su teléfono tras recibir una llamada / PIXABAY

Estafa telefónica: fingen ser empleados de banca para acceder a las cuentas de las víctimas

Los Mossos detienen a once personas por sustraer 200.000 euros a 50 afectados con el método del 'vishing'

2 min

Todo comienza con una llamada. El interlocutor dice ser empleado de banca o de una compañía telefónica y solicita los datos bancarios de la víctima. Una modalidad de estafa conocida como vishing por la que los delincuentes acceden a las cuentas de los afectados, de donde sustraen diferentes cantidades. En esta ocasión, los Mossos d'Esquadra han detenido a once personas en Barcelona y Tarragona, acusados de estafar 200.000 euros a medio centenar de personas con este método.

La investigación arrancó el pasado año, cuando los agentes dectectaron un aumento de las denuncias con un elemento común: la captación de datos bancarios a través de llamadas telefónicas. El origen de la comunicación provenía de América del Sur.

Estafa telefónica

La organización se había hecho previamente con los datos de las víctimas que creían que sí hablablan con el operador de sus entidades bancarias o empresas de telefonía, y así era como los delincuentes accedían a sus cuentas bancarias para realizarse transferencias.

Era un tercer de grupo, el de los denominados muleros, realizaba los reintegros del dinero en efectivo para entregárselos a los responsables de la trama. Parte de este dinero lo utilizaban para comprar material electrónico, sobre todo teléfonos, para su posterior venta.

Once detenidos

Fue el pasado 16 de julio cuando, bajo la tulea del Juzgado de Instrucción 2 de Esplugues, la policía catalana explotó la operación con nueve entradas y registros en Barcelona y Tarragona. Un despliegue que se saldó con once detenidos, acusados de estafa y pertenencia a organización criminal. 

Tras pasar a disposición judicial, todos ellos han quedado en libertad.