Menú Buscar
Una agente de los Mossos d'Esquadra en el local que el farmacéutico y su hermano tenían en Esplugues del Llobregat / MOSSOS

Un farmacéutico y su hermano estafan 564.000 euros al CatSalut

Los Mossos d’Esqudara detienen a los dos acusados por manipular recetas de una residencia de ancianos

19.11.2017 16:04 h.
3 min

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un farmacéutico y a su hermano, de 43 y 34 años y de nacionalidad española, por estafar 564.000 euros al Servei Català de Salut (CatSalut) en tan sólo un año. Según la investigación de los agentes, ambos habrían manipulado recetas a su favor.

La conselleria de Salut ha explicado este domingo en un comunicado que las pesquisas se iniciaron en octubre, cuando se detectó un posible caso de fraude. Los agentes catalanes constataron entonces que desde septiembre de 2016 una farmacia de Reus (Tarragona) mentía al servicio público al falsificar recetas oficiales que preparaba un médico de una residencia geriátrica.

Local clandestino en Barcelona

Para ello, contaba con el apoyo de un local clandestino en Esplugues del Llobregat (Barcelona). Allí trabajaba con su hermano para falsificarlas y se preparaban los medicamentos en blísters individualizados para ancianos de varias residencias. “Lo que se conoce como sistema personalizado de dosificación”, indica el departamento de Salut.

Esta operativa les permitía controlar todo el proceso. Desde la invención de la receta hasta la entrega de los medicamentos, hecho que les permitía controlar la cantidad y la calidad de los productos subministrados. Cambiaban las medicinas prescritas por otras más caros o ampliaban el tratamiento, siempre en su beneficio económico.

Riesgo para los ancianos

Los Mossos también alertaron en las pesquisas que el local en el que trabajaban ponía en riesgo la salud de los ancianos que los recibían. Como no estaba autorizado, no se inspeccionaban las condiciones en las que trabajaban.

Los agentes catalanes pusieron en marcha un dispositivo especial el pasado 14 de noviembre. Se coordinaron con el departamento de Salut y entraron en la farmacia de Reus, en el local clandestino y en el domicilio particular del farmacéutico.

Delito contra la salud pública

En los registros se intervinieron 3.700 recetas y miles de cupones precinto y códigos de barras de medicinas que se podrían usar para facturar al CatSalut. También se encontraron prescripciones de otros médicos, medicinas y apoyos informáticos, 2.100 euros en efectivo y 700 cajas de medicamentos caducados mezclados con otros que no lo estaban. Hecho que provoca que se pueda imputar el delito contra la salud pública a los detenidos.

Ambos han quedado en libertad con cargos. Se ha precintado tanto la farmacia de Reus como los almacenes y locales no autorizados de Esplugues. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información