Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio histórico de la estación de tren de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) / ARCHIVO

La estación de Sant Feliu mantendrá su memoria histórica una vez derruida

Los ayuntamientos de Barcelona y Sant Feliu de Llobregat firman un acuerdo para la conservación patrimonial y artística del edificio

Carlos Manzano
3 min

La estación de tren más antigua de España será derruida, como estaba previsto en el plan de Adif, aunque se preservará su memoria histórica y patrimonial. Así lo han acordado los ayuntamientos de Barcelona y Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) en un documento firmado este jueves entre ambas entidades.

El pacto entre los dos consistorios tiene como eje principal de actuación la realización de un estudio patrimonial y artístico de la estación de Sant Feliu. El objetivo es poder conservar de forma documentada los 166 años de historia del edificio antes de su demolición.

Peligro y soterramiento de vías

El proyecto de soterramiento de las vías imposibilita la conservación de la actual estación. No obstante, hará descender la peligrosidad en la circulación en Sant Feliu, uno de los pocos municipios metropolitanos donde todavía puede hallarse un paso a nivel en el centro urbano.

Janet Sanz, teniente de alcaldía de urbanismo de Barcelona, ha ofrecido el apoyo técnico de la dirección de arquitectura urbana y patrimonio de la capital catalana para realizar el estudio previo a la demolición. La teniente, además, ha asegurado que el soterramiento “mejorará la cohesión de los barrios y la movilidad de las personas y vehículos, además de la seguridad a la zona”.

acuerdo
La teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, junto la alcaldesa de Sant Feliu de Llobregat, Lídia Muñoz, firmando el acuerdo / EP

Discrepancia ciudadana

Los habitantes de Sant Feliu de Llobregat fundaron la plataforma Salvem l’Estació de Tren de Sant Feliu, a raíz del primer proyecto de soterramiento en el que se demolía completamente el edificio sin ningún tipo de preservación patrimonial. Poco a poco, a pesar de que el proyecto de Adif sigue manteniendo la eliminación de la construcción, la agrupación ha logrado diferentes actuaciones de conservación.

La última, el pacto entre Barcelona y Sant Feliu para la realización del estudio patrimonial y artístico, complementa el acuerdo entre el consistorio del Baix Llobregat y Adif en el que se “comprometían a estudiar alternativas para preservar los elementos de valor patrimonial del edificio”. Las opciones van desde la reconstrucción de la estación incorporando elementos originales hasta la creación de un espacio de memoria histórica.