Menú Buscar
Nueve saleros con sal

Los españoles superan el consumo recomendado de sal (y conlleva riesgos)

La mayor parte de la ingesta procede del pan, embutidos y comida preparada

5 min

Los españoles consumen más sal de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y ello conlleva serios riesgos para la salud, incluida la muerte. Es por esta razón que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social impulsó el plan 2016-20, que persigue la reducción de la sazón –también grasas y azúcares añadidos– en los alimentos que se encuentran en los mercados. Porque es necesario saber que hasta el 72% de la sal ingerida proviene del pan, embutidos, quesos y alimentos preparados, y solo el 20% se añade en el cocinado, según la Federación Española de Nutrición (FEN).

Salt Bae
El cocinero Salt Bae, conocido por su arte de preparar la carne y echar la sal / EFE

Los datos más actualizados los publica el Libro blanco de la nutrición en España, de la Fundación Española de la Nutrición (FEN). Son del 2013, y desvelan que los españoles toman de media 9,8 gramos de sal al día. Es posible que esta cifra sea ya inferior –el objetivo para 2014 era dejar la cifra en 8,5 gramos–, pero seguro que se mantiene elevada, como sugieren las medidas de Sanidad para reducir el consumo. Unas medidas que, por cierto, no son nuevas: entre 2005 y 2009, por ejemplo, se logró un uso inferior de sal en la elaboración del pan. La OMS recomienda una ingesta máxima de 5 gramos por adulto y día.

Una cucharadita de café

Cabe señalar que todos los países para los que hay datos comparables tienen niveles de consumo superiores al límite recomendado por la OMS, siendo China el primero de la lista, con 10,9 gramos. Es, al menos, lo que desvela un extenso estudio dirigido por Monique Tan y publicado ahora en el Journal of the American Heart Association. Montenegro y Portugal se acercan a las cifras de la potencia asiática, mientras que destacan también las cantidades de Estados Unidos, India, Australia, Nueva Zelanda, Canadá e Inglaterra. España, aunque no aparece en la tabla, estaría en la zona media.

Consumo de sal en el mundo (gramos día) (1)
Consumo de sal en el mundo (gramos día) / FUENTE: MONIQUE TAN

Pero el estudio de Tan pone el foco en China, donde los niños de 3 años a 6 años comen la cantidad máxima de sal recomendada para adultos: el equivalente a una cucharadita de café. Son las conclusiones tras analizar la excreción de sodio en orina de 900 menores y 26.000 mayores de todo el país. Constata diferencias entre el norte (ha pasado de 12,8 gramos al día en 1980 a 11,2 gramos hoy) y el sur (la ingesta ha aumentado de 8,8 gramos a 10,2 gramos). Un peligro. No es de extrañar que el 40% de las muertes en esa zona del mundo estén relacionadas con enfermedades cardiovasculares.

Sal cerebro
Un cerebro dibujado con sal / EP

Enfermedades cardiovasculares, cáncer y descalcificación

En España, en datos del Instituto Nacional de Estadística, fallecen unas 120.000 personas cada año por enfermedades cardiovasculares, con una muy ligera tendencia a la baja desde 1980. De hecho, las muertes por estas causas representaron el 28,8% de decesos del 2017, cuando en el 2010 supusieron el 31% y en el 2000, el 34,8%. Ello es indicativo de dos cosas: una, que la población come algo mejor. Y dos, que hace más ejercicio. Se cuida. Pero no hay que dormirse en los laureles.

Pan sal
Una cesta con pan, unas copas, dos huevos cocidos y un salero

Ana Amengual, dietista-nutricionista del Centro de Nutrición Júlia Farré, resume que el consumo de sal en exceso está asociado a un mayor riesgo de cáncer de estómago, además de que provoca hipertensión –y ello deriva en enfermedades cardiovasculares– y produce descalcificación. Además, como se ha visto, advierte de que el problema no es la sal añadida en el cocinado o en la mesa, sino “la sal escondida”, la de los aperitivos, quesos, embutidos, procesados y alimentos preparados. Cuidado con la sal.