Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dinero en metálico para invertir en lujos / UNSPLASH

El 53% de los españoles puede permitirse algunos lujos

Un informe afirma que el 38% de los ciudadanos solo tienen para el día a día y el 9% pueden gastar libremente

3 min

Según el informe Consumer poroperty, elaborado por la consultora Nielsen, el 53% de los españoles declaran tener una economía desahogada, por lo que pueden permitirse algún lujo con más o menos frecuencia.

Por otra parte, el 38% de ciudadanos afirman que solo pueden afrontar los gastos básicos y , en el extremo opuesto, el 9% pueden comprar sin mirar cuánto están gastando al día,

Una mejora en la economía

El estudio también apunta que la recuperación económica está llegando poco a poco a la mayoría de hogares españoles, a pesar de no ser aún completa.

El 42% de los encuestados han considerado que sus finanzas han mejorado en los últimos cinco años, en cambio el 22% creen que han ido a peor en lo que ha ingresos se refiere.

Más gasto en alimentación

El caso que mejor refleja este incremento del gasto en los hogares es la alimentación. El 25% de los consumidores, según explica el informe, invierte ahora más en comidas y bebidas.

A causa de la revalorización del gran consumo, los españoles están dispuestos a cambiar algunos artículos por otros con valor añadido. Por ejemplo, las cervezas y los vinos son dos productos que ejemplifican esta tendencia. Ricardo Alcón, representante de Nielsen indica que: "Poco a poco, ya que está en nuestro ADN, consumimos más fuera en bares y restaurantes, pero para ello es necesario que la confianza del consumidor siga creciendo”.

Viajes y tecnología

Los teléfonos móviles, tabletas, ordenadores y otros aparatos electrónicos son, junto a los viajes, otro de los campos en los que se puede notar la recuperación económica. El b de los ciudadanos aseguran que ahora gastan más que hace cinco años en tecnología y turismo.

La seguridad laboral y las esperanzas de un futuro mejor también preocupan a muchas de las personas encuestadas que han reconocido, en el 22% de los casos, que invierten más dinero que antes en educación y formación.