Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bandera del Orgullo Gay españoles / PIXABAY

Un 32% de los españoles 'se mete en el armario' delante de sus jefes

Una encuesta revela que el miedo al rechazo o represalias laborales 'obligan' a algunos miembros del colectivo LGTBI a ocultar su sexualidad

3 min

Una encuesta realizada por Vodafone junto a OutNow realizada a más de 3.000 personas del colectivo LGTBI ha revelado que el 32% de los trabajadores españoles debe 'regresar al armario' cuando está delante de su jefe y un 17% ante sus propios compañeros.

La encuesta se ha realizado en 15 países distintos, entre ellos España, para conocer cómo está la situación en el mercado laboral para este colectivo, históricamente discriminado. España destaca como uno de los países con una mentalidad abierta ante la homosexualidad o la transexualidad, pero en algunos empleos muchas de estas personas se sienten cohibidos y temen posibles represalias laborales, aunque también sociales.

España, buena posición en el ránking

Siempre hay tristes excepciones, pero España se ha ganado un hueco entre los países más abiertos. Dos de cada tres españoles han ‘salido del armario’ ante casi todas las personas en su trabajo actual. Por delante, solo están (87%), Australia (79%) o Reino Unido (77%), donde hay una mayor aceptación en la orientación sexual o la identidad de género.

Sin embargo, algunos de ellos, decidieron 'volver al armario' cuando encontraron su primer trabajo. La encuesta ha revelado que un 32% de aquellos que eran abiertamente homosexuales durante sus estudios, decidieron ocultarlo a sus jefes en su primer trabajo y un 17% a sus compañeros. Como siempre, la encuesta reafirma que los motivos son el miedo al rechazo o a que afecte a su carrera profesional.

Pese a que un gran porcentaje no esconde su sexualidad en su mundo laboral, uno de cada cinco españoles reconoce que decirlo en el trabajo es “lo más difícil que han hecho nunca”.

Inclusión y a favor del colectivo LGTBI

Asimismo, un 83% de las personas encuestadas aseguró que preferirían trabajar para una empresa con directivos del colectivo LGTBI y que esa empresa luchará firmemente por los derechos de inclusión de este colectivo. Estos datos se desprenden de malas experiencias previas. Un 75% de los participantes confesaron que en su primer empleo recibieron comentarios negativos sobre el colectivo LGTBI que les hicieron sentirse incómodos.  Por el contrario, en países como Alemania u Holanda solo un 21% y un 25%, respectivamente, indican haber sufrido estos comentarios.

De nuevo, la encuesta revela que queda mucho por hacer en materia de inclusión social y respeto, pero los encuestados reconocieron que su situación actual comparada con la de hace una década ha mejorado notablemente.