Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un sanitario realiza una prueba PCR / EUROPA PRESS

España permitirá la entrada a viajeros con prueba de plasma negativa

De esta forma se facilita la vuelta a casa por Navidad de los miles de españoles que residen en el extranjero

3 min

A partir de hoy, el Gobierno flexibiliza los criterios para permitir la entrada de viajeros procedentes de zonas de riesgo. De esta forma, los pasajeros que deseen llegar al país, aparte de la PCR, también tendrán la opción de presentar una prueba de plasma negativa.

La otra novedad que se incorpora es que los menores de 6 años estarán exentos de mostrar un análisis negativo de coronavirus.

Facilitar el retorno navideño

Estas medidas se adoptan tras las críticas que se han producido en las últimas semanas por parte de todos aquellos trabajadores y estudiantes expatriados. La otra queja era sobre la idoneidad de realizar unas pruebas tan invasivas a niños pequeños.

Estos colectivos cuestionaban las medidas vigentes hasta el momento, en las que se exigía una prueba PCR negativa realizada 72 horas antes del viaje. La saturación de los sistemas sanitarios de muchos países ya no daba margen para realizarse los análisis con tiempo suficiente para poder visitar España en Navidad.

Pruebas multilingües

Otra de las novedades se centra en los idiomas en los que se podrán presentar los resultados. Hasta el momento, los llegados a España tenían que mostrar el documento en inglés o español.

Ante las solicitudes recibidas, desde hoy también serán aprobados aquellos resultados emitidos en francés y alemán. De esta forma se da cobertura a las cuatro lenguas más habladas del continente europeo.

La España expatriada

Un total de 2.618.592 ciudadanos con nacionalidad española viven en el extranjero, según datos del INE correspondientes a 2020, lo que supone un incremento de 72.900 personas respecto al año anterior.

Un 60% de los inscritos en el censo tienen su residencia fijada en el continente americano, y prácticamente la mitad, un 36%, viven en otros países europeos. Tan solo un 4% viven en otros lugares del mundo.

Medida de impacto

Las modificaciones en los requisitos de entrada aprobadas por el Gobierno suponen una muy buena noticia para todos estos ciudadanos, que, por diferentes razones, viven lejos de sus familias. Aunque es seguro que no todos podrán o querrán volver a casa por Navidad.

A raíz de la crisis financiera de 2008 miles de jóvenes aprovecharon para buscarse la vida en otros países. Algunos de ellos pudieron volver, pero muchos otros no, por lo que las fiestas navideñas son de los pocos momentos del año en los que pueden ver a sus seres queridos.