Menú Buscar
Control de la policía francesa en el peaje de Biriatou con la frontera de Irún.

España refuerza los controles en pasos fronterizos y zonas turísticas

La fiscalía trabaja con las autoridades francesas por si hubiera pistas de actividad de Mohamed Lahouaiej Bouhlel en el territorio nacional

Redacción
3 min

España mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista tras el atentado de anoche en Niza (Francia), pero ha decidido reforzar la seguridad en el control de fronteras, los aeropuertos y las zonas turísticas, a pesar de que no hay indicios de que pueda producirse una acción inminente.

De acuerdo con las autoridades francesas, España va a prorrogar sine die el refuerzo que con motivo de la Eurocopa y del Tour de Francia había establecido en las fronteras y que iba a finalizar el 26 de julio.

Un refuerzo que se mantendrá hasta que las autoridades de ambos países lo estimen oportuno y que se une al incremento de la presencia policial y las medidas preventivas y de seguridad en las infraestructuras aeroportuarias y en las zonas turísticas.

Un solitario

Aunque por el momento no parece que haya ningún tipo de vinculación con España del autor de la masacre, que, según las hipótesis, podría tratarse de un autor solitario, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto una investigación preliminar para prestar toda su colaboración a la Fiscalía General de París, contrastar información y averiguar si hay alguna conexión con nuestro país.

Una vez más, España, como ya hizo tras los atentados de Francia en enero de 2015, los posteriores de noviembre de ese mismo año y los que ha sufrido Bélgica en marzo, no ha querido elevar el nivel de alerta al grado 5, el máximo, que supondría la presencia en las calles del Ejército.
La policía francesa ha instalado hoy controles en los tres pasos fronterizos que unen Irún (Gipuzcoa) con Francia.

En el País Vasco

A los habituales controles instalados desde hace meses en el paso por la autopista AP-8 en la localidad vascofrancesa de Biriatou se han sumado hoy, tras el atentado de Niza, otros dispositivos en los puentes de Santiago y de Behobia.

Los controles en la autopista, en la que también había presencia hoy de la Guardia Civil, se han instalado a diario desde los atentados de París y han generado innumerables problemas de tráfico en suelo español, con retenciones que en alguna ocasión han llegado a alcanzar los 20 kilómetros.

No obstante, en la jornada de hoy apenas se han registrado retenciones significativas en el lado español, pero sí en la autopista A-63, en Francia, debido a la densidad de tráfico en sentido al sur de España, habitual en esta fechas.

En los pasos fronterizos catalanes no se ha montado ningún operativo especial.