Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las madres monoparentales son las que sufren las peores condiciones laborales y económicas / CG

España podría reducir un 50% su población actual hasta los 23 millones de habitantes en 2100

Algunos países europeos, como Italia y Portugal, seguirán el mismo destino que el territorio nacional con pérdidas masivas de residentes

Esther Figueroa
6 min

La población mundial alcanzará el pico en la década de 2060 con 9.700 millones de habitantes y, a partir de ese año, comenzará a reducirse. Así lo afirma el estudio Escenarios de fertilidad, mortalidad, migración y población para 195 países y territorios desde 2017 hasta 2100 publicado por la revista científica The Lancet.

Uno de los países que saldrá peor parado es España que, para el año 2100, se situaría en 23 millones de habitantes frente a los 46 millones que se registraron en 2017; su población disminuirá un 50%.

Varios países europeos salen malparados

El estudio de The Lancet, que expone que la población mundial será de 8.790 millones en 2100, se antepone a los datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que aseguraban que ese mismo año se llegarían a los 11.200 millones de habitantes. Un nuevo giro en el panorama demográfico y económico del planeta, en el que muchos países verán una caída drástica de en su población.

Además de España, con una reducción del 50% se encuentran Japón, Tailandia, Portugal e Italia (61 millones en 2014 a 30,5 en 2100). Las únicas regiones que superarán considerablemente su número de habitantes serán África subsahariana, Oriente Medio y el norte de África.

España ya ha alcanzado el pico

España está entre los 23 países cuya población disminuirá en más de un 50% entre 2017 y 2100. Según el estudio, ya se ha superado el pico de población para todo el siglo XIX: 46,43 millones en 2019. Esta disminución drástica provocará que España pierda puestos en el ránking de PIB mundial.

El territorio español caerá de la decimotercera posición a la número 28 e Italia tendrá un destino similar, del puesto 9 que ocupaba en 2017 al 25 en 2100. Aunque se espera que otros países europeos como Reino Unido (crecerá de 66 a 71 millones de habitantes), Francia (aumentará población de 65 a 67 millones) y Alemania se mantengan entre los 10 principales del mayor PIB mundial.

La situación futura de Europa

La situación de otros países europeos también preocupa, especialmente la de Letonia, que tendrá una disminución relativa de la población de 2017 a 2100 marcada en un 78%. Nuestro país vecino, Portugal, enfrentará una caída de 11 a 4,6 millones de habitantes.

Otros países de Europa también verán una caída de la mitad de población como en el caso, entre otros, de Bulgaria, Grecia, Rumania, Serbia, Eslovaquia, Lituania y Ucrania. Una disminución de la población podría ser beneficiosa para nuestro planeta en cuanto al cambio climático y la producción de alimento, pero puede ser negativa para el crecimiento económico y la fuerza social.

Un futuro con muy baja fertilidad

En 183 de los 195 países analizados por el estudio, la Tasa Total de Fertilidad (TTF) estará en unos niveles que no permitirán mantener una gran población estable a no ser que, tal y como advierten desde The Lancet, se apliquen “políticas liberales de inmigración”. También es importante que se cree “un ambiente de apoyo” para que las mujeres tengan hijos y sigan con sus correspondientes carreras.

Un futuro peligro podría ser que ante la disminución de la población, algunos estados considerasen la adopción de políticas para restringir los derechos de salud reproductiva femenina y el acceso a los servicios. “La baja fertilidad en estos entornos podría convertirse en un gran desafío para el progreso de la libertad y los derechos de las mujeres”, señala en un comunicado el director del IHME, Christopher Murray.

La población más envejecida de la historia

La baja fertilidad provocaría un envejecimiento de la población. El estudio expone que en 2100, 2.370 millones de personas tendrán más de 65 años de edad y 1.700 tendrán menos de 20 años. Este factor frenaría el crecimiento económico de varios países como China o India, ya que el segmento de población en edad de trabajar sería muy bajo.

Además, también según datos de The Lancet, la esperanza de vida será mayor para las mujeres que para los hombres, de 79 años en 2019 pasaremos a unos 81 años de media en 2100.