Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una foto ilustrativo del nacimiento de un bebé en España

España: Se reducen los nacimientos a cifras de 1996 y aumentan las defunciones

En 2017 se registraron más defunciones que nacimientos por tercer año consecutivo y se consolida así el saldo vegetativo negativo

3 min

España se consolida como un país en saldo vegetativo negativo por tercer año consecutivo. O lo que es lo mismo, fallecen más personas que nacen. En 2017 el número de nacimientos registrados en España fue el más bajo desde 1996, mientras que el número de defunciones fue el más alto desde 1976. 

Estos resultados se repiten por segunda vez en la última década, pero muchos más pronunciados. La diferencia entre nacimientos y defunciones, descontando a los no residentes, es de 31.245 personas. La primera vez fue en 2015, aunque la diferencia fue mucho menor, de 1.976 muertes más.

La disminución porcentual del año 2017 se sitúa en un 4,5% respecto al año 2016 y las defunciones aumentan en un 3,2%. 

Pocos nacimientos

Durante el año 2017 nacieron en el país 391.930 niños. Una cifra que se ha reducido progresivamente desde 2008 cuando nacieron 519.779 niños, una cifra récord en 30 años. Las nueva formas de vida y la capacidad económica son factores determinantes a la hora de dar el paso para formar una familia. Además, las mujeres eligen tener hijos cada vez más tarde.

De hecho, las mujeres entre 15 y 49 años (en edad de ser madres) se redujo hasta 10,57 millones en 2017. Se mantiene así la tendencia a la baja iniciada en 2009 y que se debe a que ese rango de edades está formado por generaciones menos numerosas nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y primera mitad de los 90. El indicador coyuntural de fecundidad (o número medio de hijos por mujer) se situó en 1,31 en 2017, con un descenso de tres centésimas respecto al valor registrado en 2016.

Además, cabe destacar que de esos 391.930 nacimientos, 75.564 fueron de madre extranjera, es decir, casi un 20% del total. En ese mismo sentido, la edad media para ser madre cada vez es más avanzada. Las madres españolas tuvieron sus hijos tres años más tarde que las extranjeras, con 32 años mientras que las extranjeros con casi 30.

Tasa de mortalidad

La tasa de mortalidad que completa estos datos también es llamativa. En 2017 fallecieron en España 423.643 personas, lo que supuso un 3,2% más que en el año anterior. Algo que computa en un global de 2,75 defunciones​ por cada nacimiento. 

Pese a estas cifras, la esperanza de vida española es la segunda más alta del mundo, solo por detrás de Japón. Se mantiene en 83,1 años de media. Por sexo, en los hombres alcanzó los 80,4 años y en las mujeres se situó en 85,7 años

Destacadas en Vida