Menú Buscar
Dos mujeres celebrando el Día Internacional de la Felicidad con un viaje / PIXABAY

Las mejores escapadas para celebrar el Día Internacional de la Felicidad

Viajar siempre dibuja una sonrisa en la cara de la gente, y en estos países es imposible no sentir la felicidad

6 min

El día 19 es una de las fechas más importantes del mes de marzo. Se celebra San José y el Día del Padre, pero no es la única efeméride que se vivirá esta semana. Porque la jornada siguiente, la del 20 de marzo, está reservada para el Día Internacional de la Felicidad. Y nada mejor para dibujar una sonrisa en la cara que haciendo la maleta y descubriendo nuevos países.

Aprovechando esta festividad, en Booking han elaborado una recopilación de escapadas para celebrar el Día Internacional de la Felicidad por todo lo alto viviendo experiencias inolvidables en los países más felices del mundo de acuerdo al Informe Mundial sobre la Felicidad de 2017.

Diez países que invitan a la felicidad

  • Viajar hasta Australia para abrazar a un koala: Ver a un koala transmite inmediatamente ganas de darle un achuchón. En Lone Pine hay un santuario de koalas en el que vivir esta experiencia tan bonita y llevarse un recuerdo feliz para toda la vida. Y por si esto fuera poco, también se le puede dar de comer a los canguros.

Koala / PIXABAY

Koala / PIXABAY

  • A la caza y captura de auroras boreales en Noruega: Todos los años entre los meses de septiembre y marzo, el cielo de Noruega ofrece un inolvidable espectáculo. Mirar hacia arriba para ver en vivo y en directo ese festival de luces y colores que son las auroras boreales es un sueño hecho realidad.
  • Dinamarca, el mejor lugar para practicar el hygge: El secreto de la felicidad de los daneses se llama hygge, algo que viene a ser como una filosofía de vida. Se trata de disfrutar del placer de las pequeñas cosas, como una taza de café, una tarde de libro y manta… Para descubrir su significado real, nada como pasear por las preciosas calles de Copenhague y acabar en una acogedora cafetería decorada con mimo.
  • Darse un baño en la Laguna Azul de Islandia: Pegarse un chapuzón en la Laguna Azul es una experiencia que los viajeros deberían vivir al menos una vez en la vida. Y es que ponerse a remojo en una piscina natural al aire libre, con el agua a 40 grados y un frío polar y un paisaje de otro planeta en el exterior, es inolvidable. Sobre todo si se le añaden extras como una cerveza fresca, un masaje relajante y una mascarilla de algas. “¡Pura felicidad!”, señalan desde el portal.

Laguna Azul / BOOKING

Laguna Azul / BOOKING

  • Finlandia, el país donde saludar a Papá Noel: Nieve, renos, elfos y la posibilidad de conocer al mismísimo Papá Noel son las grandes bazas de Laponia, lugar donde se ubica el pueblo de Santa Claus. Está abierto a visitas cualquier día del año, no sólo en Navidad, y desde allí se pueden enviar cartas con el sello especial del Círculo Polar Ártico y hacer excursiones en trineo.
  • Un columpio no apto para todos los públicos en Holanda: El columpio más alto de Europa, el Over the Edge, espera a los más valientes en Ámsterdam. Situado a cien metros del suelo, los que se atrevan a subirse a él podrán columpiarse como un niño y admirar una de las panorámicas más espectaculares de la ciudad.
  • Imitando a Heidi en Suiza: La viva imagen de la felicidad en Suiza tiene un nombre bastante popular en España. Porque los españoles siempre han querido ser Heidi para tirarse rodando colina abajo o hacerse amigo de las cabras de los Alpes suizos. “No te cortes y hazlo: cumplirás un sueño de tu infancia y encima te echarás unas cuantas risas”, instan a los viajeros los expertos de Booking.

Cueva luminiscente de Waitomo / BOOKING

Cueva luminiscente de Waitomo / BOOKING

  • Nueva Zelanda ‘deslumbra’ con su cueva luminiscente de Waitomo: En Nueva Zelanda es posible vivir experiencias que iluminarán la cara. Una de las más mágicas es navegar por la gruta de Waitomo, donde viven millones de glowworms, unos gusanos que brillan en la oscuridad. La imagen que crean esos puntitos de luz dentro de la cueva es como de cuento.
  • Lanzarse a la aventura en tirolina en Canadá: Los que sueñen con volar no podrían elegir un lugar mejor que Canadá. En el Parque Nacional Banff es posible sobrevolar entre las Montañas Rocosas en tirolina y descargar adrenalina como nunca. Y es que lanzarse en ella significa sentir la emoción de atravesar las laderas de las montañas y contemplar desde el aire el precioso paisaje del parque nacional más antiguo del país.
  • Escapada a Suecia para descargar adrenalina en el parque de atracciones de Liseberg: Los parques de atracciones son un pasatiempo muy demandado por grandes y pequeños. Por eso, Liseberg es una cita imperdible para los amantes de las sensaciones fuertes. Allí está el parque de atracciones más grande de Escandinavia, donde pasar un día inolvidable disfrutando de la adrenalina.
Destacadas en Vida