Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Hombre decidiendo ante un comparador web

¿Es posible apostar hoy en día con un bajo presupuesto?

Gracias a los comparadores web se pueden buscar casas de apuestas en la que se pueda hacer una inversión mínima

6 min

Se constata que el interés por las apuestas deportivas se ha visto incrementado de manera muy notable en las dos últimas décadas. Así lo demuestra el aumento de visitas experimentado por portales especializados, siendo un claro ejemplo Apuestaes. Este tipo de sitios web son consultados con varios objetivos, como saber cuál es la mejor casa de apuestas o averiguar qué estrategias son las que proporcionan buenos resultados.

Otra de las dudas que suelen plantearse los apostantes, sobre todo los principiantes, consiste en buscar la posibilidad de apostar en 2022 teniendo un presupuesto bajo. Si a ti también te ha surgido esta cuestión y no sabes cuál es la respuesta, en próximas líneas profundizaremos en ella.

Apuestas low-cost

Las apuestas con bajo presupuesto son conocidas como low-cost, existiendo básicamente dos tipos. Las primeras de ellas son las de cuota media-baja, las cuales en caso de acertar no proporcionan muchos beneficios. Por ejemplo, una cuota 2 podría dar 10 euros de beneficios netos habiendo apostado precisamente 10 euros. Pero, ¿qué pasa con aquellas personas que a pesar de apostar con un presupuesto reducido pretenden obtener muchos beneficios en poco tiempo? Es entonces cuando hay que asumir un elevado riesgo de pérdida.

Lo cierto es que siempre existen posibilidades de perder una apuesta, incluso cuando la cuota es de tan solo 1.01, por ejemplo, apostando en directo a favor del equipo local que va ganando 3-0 en el minuto 80, habiendo una mínima probabilidad de que el visitante logre la remontada.

A mayor cuota, mayor riesgo

Sin embargo, las posibilidades que existen de acabar perdiendo la apuesta son mucho mayores recurriendo a una cuota elevada. Así lo demuestran las combinadas, las cuales solo pueden acertarse si se predice correctamente el resultado de varios eventos deportivos. Si la cuota es de 50, los 10 euros que anteriormente hubieran proporcionado otros 10 de beneficios ahora se convertirían en 490 euros netos.

Así pues, podría decirse que las apuestas low-cost, las de bajo presupuesto, son más recomendables hoy en día, pero depende de la intención de cada usuario. Si quieres ir haciendo apuestas cuyas cuotas no son altas pero las predicciones son bastante probables, la experiencia puede llegar a ser más positiva. Por el contrario, si tu intención es obtener muchos beneficios en un mes o incluso menos, descártalo. Y es que el presupuesto se acabará enseguida.

Riesgo y presupuesto

Precisamente a raíz de haber mencionado lo improbable que es acertar las cuotas altas, llega el momento de sacar a colación el primer consejo que se resume simplemente en prescindir de las apuestas que tengan una cuota muy atractiva. Aquellas cuyo número supera el 10 es bastante improbable que se produzcan, por lo que casi seguramente acabarías con tu escaso saldo en cuestión de días.

Para evitar que el saldo llegue a cero en un tiempo récord, lo mejor que puedes hacer no solo es optar por cuotas medias-bajas, especialmente las que rondan el 1.5. Adicionalmente también es aconsejable asignar un stake a las apuestas. Por ejemplo, si tu presupuesto bajo son 50 euros en total, una apuesta de stake 1 es aquella en la que no tienes demasiada confianza, rondando en este caso los cinco euros. El stake 5 sería un nivel de confianza bastante elevado, mientras que el 10 supondría que estás casi seguro de que la predicción se cumplirá.

Estrategias para evitar grandes pérdidas

A excepción de aquellos eventos cuyo resultado veas clarísimo, no conviene nunca excederte en el stake. Es preferible gestionar bien el presupuesto disponible y optar siempre por el de nivel 1. Por otra parte, consulta habitualmente tu bandeja de entrada. Es habitual que las casas de apuestas envíen a sus clientes varios bonos a los que puedes sacar partido, sobre todo si el presupuesto que tienes a tu disposición se caracteriza por ser bastante pequeño.

Una de las mejores promociones es aquella que duplica la cantidad apostada. Otra que tal vez te sea remitida a tu correo electrónico es la de la apuesta sin depósito, aunque para recibirla deberás estar un tiempo sin operar en la casa de apuestas en cuestión. La compañía, con tal de que vuelvas a registrar actividad en ella, te ofrecerá esta bonificación para que puedas apostar con el presupuesto más bajo de todos: cero euros.

Conclusión

Finalmente, recuerda que las apuestas pueden derivar en pérdidas, así que es esencial que el presupuesto, por muy bajo que sea, abarque solamente aquel dinero que estés dispuesto a perder. No hagas predicciones con una cantidad que posteriormente puedas llegar a echar en falta, ya que en ese caso también te será difícil apostar con cabeza sin dejarte llevar por el nerviosismo.

Poniendo en práctica estos consejos podrás apostar a cualquier tipo de evento deportivo, desde un partido de fútbol hasta una carrera de Fórmula 1, sin necesidad de destinar un presupuesto elevado. Así podrás evitar la posibilidad de perder mucho dinero.

--

Contenido patrocinado