Menú Buscar
En Cataluña se pueden encontrar ermitas en zonas de exhuberante naturaleza / CREATIVE COMMONS - AMADALVAREZ

Ermitas que puedes encontrar en plena naturaleza catalana

Construcciones rodeadas de bosques o coronando grandes embalses junto a ríos

3 min

Cataluña cuenta con multitud de ermitas, pequeños edificios religiosos con años de historia, algunas con cientos de ellos, que poseen un encanto particular. Entre ellas, hay varias que destacan por encontrarse rodeadas de plena naturaleza, conformando así estampas únicas en las que pueden verse estas edificaciones en medio de zonas verdes o imponentes sobre grandes embalses.

Y estas son posibles de encontrar en distintos puntos de la región.

Ermita de la Pertusa

En Lleida, encima de un acantilado junto al embalse de Canelles y el Congosto de Mont-rebei se encuentra esta antigua iglesia románica que corona la montaña y llama la atención que uno de sus lados colinda directamente con el borde de dicho acantilado. Ofrece unas vistas panorámicas para quienes realizan senderismo que les permiten ver la zona de agua y de los montes de alrededor.

A su vez, esta también se puede observar desde el embalse si se practica una actividad como el kayakismo.

La de la Pertusa es una de las ermitas que ofrece vistas a un embalse / FLICKR - PCB75
La de la Pertusa es una de las ermitas que ofrece vistas a un embalse / FLICKR - PCB75

Ermita de Santa Margarida de Bagergue

En pleno Alto Arán se encuentra Bagergue, considerado como uno de los pueblos más bonitos de España, entre otras razones, por la naturaleza abundante que hay en dicha zona cercana al Pirineo. Y a poca distancia de este pueblo se encuentra la pequeña Ermita de Santa Margarida.

Un lugar que se encuentra en pleno bosque y rodeado de árboles, capaz de dar una estampa llena de verdes en las estaciones de verano y primavera o de blancos cuando nieva en la época de invierno

Ermita Sant Martí del Corb

La comarca de la Garrocha en Girona destaca por las vastas zonas de naturaleza que alberga. Y en medio de estas es posible encontrar una ermita de estilo románico hecha a base de piedras, de pequeño tamaño, con un porche y la típica espadaña que la corona a modo de campanario.

Cuenta con una escalinata que permite acceder a ella para poder contemplar desde sus ventanas, el minúsculo espacio religioso que alberga en su interior.Todo ello en un lugar que da la impresión de que este edificio ha sido insertado en medio del bosque y forma parte del paraje natural que lo envuelve.