Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Centenares de jóvenes reunidos y en ambiente festivo, en una calle de Barcelona, durante la primera noche sin el estado de alarma / EP

Un epidemiólogo del IsGlobal prevé "una explosión" de contagios de Covid en dos semanas

Quique Bassat ha alertado contra la relajación de la sociedad y ha asegurado que se tendría que haber esperado a tener mayor población inmunizada antes de levantar el estado de alarma

3 min

Las imágenes al más puro estilo felices años 20 del pasado siglo vividas este fin de semana han generado gran preocupación por no decir alarma social. Miles de jóvenes, y no tan jóvenes, se lanzaron a las calles nada más decaer el estado de alarma la madrugada del domingo y la sensación de descontrol e impunidad en plena pandemia han puesto en alerta a las autoridades, a la propia sociedad y a epidemiólogos, que insisten en recordar que el Covid sigue ahí fuera.

Uno de estos especialistas es Quique Bassat, entendido en enfermedades infecciosas del Cresib, el centro de investigación de IsGlobal (Instituto de Salud Global de Barcelona). Bassat ha advertido de que la sociedad española se ha expuesto al contagio de forma inquietante y que en dos semanas la situación puede ser de extrema gravedad.

Un riesgo enorme

El epidemiólogo barcelonés ha asegurado que tras los botellones, fiestas y aglomeraciones en las calles de varias ciudades en la primera noche sin toque de queda “es más que probable que de aquí a a 14 días veamos un incremento importante de nuevas infecciones”. En unas declaraciones a TVE, el investigador ha indicado que “habrá una explosión de casos porque los grupos que más se han involucrado en este tipo de actividades son los que menos protegidos están, son los que no están vacunados todavía”.

A su vez, Bassat ha recordado que “seguimos teniendo una incidencia próxima a los 200 casos por 100.000 habitantes y es cercana a un riesgo grave". Por lo tanto, considera que "relajarnos como estamos haciendo ahora y tomarlo con esta euforia, es un riesgo enorme”.

Esperar a tener más vacunados

El epidemiólogo del IS Global ha insistido, ante el final del estado de alarma, que lo recomendable hubiera sido "esperar a tener un mayor porcentaje de personas vacunadas y a tener una incidencia más baja". "El gobierno ha anunciado varias veces que lo ideal sería tener una incidencia de 25 por 100.000 para poder parar el estado de alarma”, ha recordado.

Además, ha señalado que el 21 de junio de 2020 “cuando se interrumpió el primer estado de alarma después de varias prórrogas, que también se hubiera podido pedir ahora, teníamos una incidencia de ocho casos por 100.000 habitantes y 141 casos al día. Ahora, tenemos 6.000 casos al día y una incidencia cercana a los 200 por 100.000 habitantes. Solo tenemos un 25% de la población protegida con una sola dosis, lo cual es insuficiente todavía".