Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Enfermeras y personal sanitario, durante unas protestas a las puertas del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona / EP

Las enfermeras ven "insuficiente" la paga extra que prometió el Govern

El sindicato Infermeres de Catalunya considera la medida como una 'paguita' que "intenta hacer olvidar todos los errores cometidos durante la pandemia"

3 min

El sindicato minorista de enfermeras catalanas, Infermeres de Catalunya, califica de "insuficiente" la paga extra que el Govern prometió al personal sanitario por el sobreesfuerzo del Covid-19, medida con la que consideran que "intenta hacer olvidar todos los errores cometidos durante la pandemia".

Las enfermeras consideran que los 140 millones de euros que pagará la Generalitat "es totalmente insuficiente para revertir los recortes aplicados durante estos últimos años a los trabajadores del sector público y, en concreto, a las enfermeras que trabajan en sus instituciones".

Críticas a la 'paguita'

"Tenemos un Govern que no conoce la realidad profesional del sector. Habla mucho de las enfermeras pero ni nos conoce, ni nos respeta ni nos valora. Con esta tabla clasista de recompensa lo dicen todo. También somos personal facultativo. ¡No queremos paguitas!", reivindicaban las enfermeras en un tuit dirigido personalmente a la consejera de Salud, Alba Vergés.

Esta paga puntual "no revierte la situación de precariedad laboral que padecemos, ni enmienda la falta de personal y de inversión en el Sistema Público de Salud", ni solucionará --a su juicio-- las deudas pendientes de la administración con los trabajadores del sector sanitario.

Quejas por el trato recibido

Por último, Infermeres de Catalunya afirma que el sobresueldo "no hará que nos olvidemos de todo aquello que se nos debe a los profesionales: 5% del sueldo recortado el año 2010, DPO (pagas por objetivos) no cobradas y pagas extras atrasadas", entre otras quejas.

Además, el sindicato rechaza que se determine la diferencia en la retribución por categorías profesionales, que se deje de lado al personal de las residencias geriátricas privadas, que las trabajadoras de las residencias públicas puedan cobrar un máximo de 900 euros "cuando han sido, probablemente, el personal más expuesto", y que no quede claro si se compensará a los trabajadores del SEM.