Menú Buscar
Entrada del Hospital de Igualada, zona donde el coronavirus ha afectado a los mayores / EFE

Las enfermeras acusan al Govern de negligente por señalar a la sanitaria de Igualada

El sindicato lamenta que las palabras de Salud "ponen en el punto de mira a una persona que no tiene ninguna culpa de esta crisis"

4 min

La acusación del Govern a una enferma del Hospital de Igualada de ser la paciente cero y responsable del brote de la cuenca de Òdena ha molestado también al sindicato Enfermeras de Cataluña. Se ha mostrado crítico con el "señalamiento" de la profesional de la que se dijo que había asistido a una comida multitudinaria y acusa al secretario de Salud Pública, Joan Guix, de haber cometido "una enorme negligencia y una enorme falta de respeto".

La enfermera reconoció que ella fue la primera paciente diagnosticada en la zona, pero desmintió las acusaciones que se vertieron sobre ella porque nunca asistió a la comida y su familia --que no había viajado a Italia--, tampoco.

Acusaciones

El sindicato ha enviado un comunicado este domingo en el que aplaude la actitud del gerente del hospital que ha salido a defender a la enfermera acusada, corroborando su versión. Asimismo agradece que la Consejería de Salud rectificara "desmintiendo la información" que ellos mismos emitieron.

Guix aseguraba el viernes que "el origen exacto del caso índice no lo sabemos en el momento actual. Todo el resto de casos sí que derivan del clúster inicial familiar que después contamina a parte de los asistentes a la comida y ellos, a su vez, dentro y fuera del centro sanitario, transmiten la enfermedad".

Desmentidos

La consejería especificó que el coronavirus se extendió en Igualada a través de dos brotes: el de la familia de cinco miembros y el de la comida, e implicó a la profesional en ellos. Pero la enfermera negó formar parte de ambas.

La consejería y el alcalde de Igualada, Marc Castells, dicen ahora que “no es el momento de buscar culpables”. Ya no hablan de la enfermera y guardan silencio sobre la participación de varias empresas en una feria de peletería de Milán una semana antes de la citada cena en Igualada pocos días antes de que se conociera el primer caso.

"Punto de mira"

El sindicato de enfermeras ha señalado que "en el contexto actual de emergencia sanitaria, la sociedad está en un estado de ansiedad y nerviosismo continuo”. Subrayan que las declaraciones de la Consejería de Salud están “lejos de calmar la situación, ponen en el punto de mira de la sociedad a una persona que no tiene ninguna culpa de esta crisis ni del confinamiento de la zona de Igualada".

El comunicado recuerda que "las enfermeras de Cataluña están expuestas cada día”. Insisten en que trabajan “no siempre con los equipos de protección adecuados, pero continúan cuidando de las personas, aunque pongan en riesgo su propia salud y la de sus familias".