Menú Buscar
Una foto de archivo de un koala en su hábitat natural / CREATIVE COMMONS

Una enfermedad de transmisión sexual amenaza con exterminar a los koalas

Los koalas no solo se infectan al aparearse, también al comer heces contaminadas o durante la lactancia

14.05.2018 13:06 h.
3 min

En 2017, las enfermedades de transmisión sexual llegaron a una cifra récord en Estados Unidos. Al otro lado del charco, más de dos millones de nuevos casos de sífilis, gonorrea y clamidia asolaron la población. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado si dichas afecciones perjudican también al reino animal? Al parecer sí, pues un brote inesperado amenaza con exterminar al tierno y emblemático marsupial que habita en tierras australianas.

La clamidia, principal enemigo de los koalas

Según calculan los investigadores, en algunas zonas del país el 90% de la especie está infectada por una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes: la clamidia. Esta se transmite a través de la bacteria Chlamydia trachomatis, presente en el esperma, el líquido preeyaculatorio y las secreciones vaginales. La mayoría de pacientes no presenta síntoma alguno, una discreción que motiva aún más su propagación.

Familia de koalas en su hábitat natural / CREATIVE COMMONS

Familia de koalas en su hábitat natural / CREATIVE COMMONS

En humanos, la clamidiasis se resuelve fácilmente con antibióticos. En cambio, si no recibe un tratamiento urgente, puede acarrear problemas graves en el futuro. En el caso de los koalas, los síntomas son muy distintos. La clamidia provoca ceguera, inflamación de la vejiga, infertilidad e, incluso, la muerte del animal. Una situación que, unida a la destrucción del hábitat y la invasión humana, ha aumentado las probabilidades de su extinción.

Un tratamiento delicado

Los koalas no solo se contagian al aparearse, también a través de la lactancia o al comer heces contaminadas. A pesar de ser una enfermedad habitual en otras especies, los koalas sufren las consecuencias de manera mucho más violenta. Para bloquear el ataque de la bacteria, los cuidadores ingresan a los animales en un centro de rehabilitación, donde les someten a un tratamiento completo de antibióticos de amplio espectro, para luego ser devueltos a su hogar.

Lamentablemente, el método utilizado no está dando los resultados esperados, pues algunas criaturas no han reaccionado favorablemente al medicamento. Al parecer, este destruye la microbiota intestinal de los koalas, más concretamente, un compuesto que digieren con las hojas de eucalipto, su fuente principal de alimento. Para solucionar también este problema, un equipo de científicos de la Universidad Tecnológica de Queensland trabaja en una vacuna que incluye el gen IFN-g, clave en el sistema inmunológico de los koalas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información