Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Interior de 'Tot Brasa', restaurante de Girona de donde salieron corriendo varios clientes tras la llegada de los Mossos / GOOGLE MAPS

Empujan a un policía y salen corriendo tras ser 'cazados' en un restaurante pese a la prohibición

Efectivos de Mossos d'Esquadra denuncian a 16 comensales de un asador de Girona por saltarse la restricción para frenar el Covid-19

2 min

Empujón a un policía y huida a la carrera. Así reaccionaron varios comensales de un asador de Girona tras ser descubiertos por los Mossos d'Esquadra. Y es que pese a la prohibición de apertura de bares y restaurantes para frenar la expansión del Covid-19 en Cataluña, 24 personas habían acudido al local para comer.

Los agentes denunciaron a dieciséis de ellos, por incumplir el decreto del Govern. Todo sucedió este viernes, 6 de noviembre, en la plaza de Salt de la capital gerundense, en el restaurante Tot Brasa, donde los clientes se disponían a degustar diversos platos a la parrilla.

Atentado contra la autoridad

Hasta allí se desplazaron agentes de la policía autonómica que tramitaron las correspondientes propuestas de sanción. Unas multas que también incluyen a siete empleados y al dueño del bar, que se encontraban en su interior, dispuestos a cumplir con el servicio, pese a no estar permitido.

Del total de 24 comensales, al ver a la policía, nueve de ellos salieron corriendo para evitar la denuncia. Es más, dos de los clientes, un hombre y una mujer, están acusados de atentado contra agente de la autoridad, ya que empujaron a uno de los efectivos del cuerpo para poder perpetrar su huida. La policía autonómica también ha levantado acta al local por incumplir la restricción de la Generalitat.

Destacadas en Crónica Vida