Menú Buscar

Las emprendedoras por la igualdad

Widlak Strategies es una de las consultoras que han nacido para asesorar a las compañías en el cumplimiento de los planes que marca la ley española

Ewa Widlak es la fundadora de Widlak Strategies, consultora para implantar planes de igualdad en las empresas
08.03.2018 00:00 h.
7 min

Las empresas con más de 250 empleados tienen la obligación de integrar los planes de igualdad que marca la Ley para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres para garantizar el pleno acceso de las mujeres en las posiciones de dirección y sin discriminación. 

En la actualidad, los datos sugieren que solo un 18% de las compañías cumple con los criterios de la ley. Una cifra, sin embargo, difícil de determinar con exactitud ya que no hay ningún organismo que controle el grado de implantación.

Para asesorar a las empresas a cumplir con los objetivos legales ha nacido una nueva consultora, Widlak Strategies, que ofrece a sus clientes una “auditoría profunda” que detecta los principales escollos para avanzar hacia la igualdad, así como la posibilidad de “modernizar la empresa”, “conseguir más inversión” y “cambiar el ambiente”.

“Una empresa que negocia, más igualitaria y más diversa es un beneficio en el entorno de trabajo, y permite retener el talento”, explica Ewa Widlak, fundadora de Widlak Strategies.

Más mujeres, más beneficios

Los estudios que existen sobre la cuestión sostienen la tesis de la consultora. Uno de los más reconocidos, elaborado por McKinsey en 2010, demostró que los valores en la bolsa de las empresas con más mujeres en los puestos de liderazgo mejoraron su cotización 17 puntos por encima de las otras empresas. También el promedio del resultado operativo doblaba el de la competencia en el sector.

En la misma línea, un estudio de Dezco & Ross de 2012, hecho entre 1.500 empresas de Estados Unidos durante 15 años, constató que las empresas con más igualdad eran también más innovadoras, creando un valor de mercado adicional de 44 millones de dólares (35,5 millones de euros) para cada empresa. “La igualdad de género no es solo un concepto cultural, sino una inversión económica”, apostilla a este respecto la también politóloga licenciada en el Instituto de Estudios Políticos de París.

España: mejor en política que en economía

El último Informe de la Brecha Global de Género (Gender Gap Index) de 2017 elaborado por el Foro Económico Mundial sitúa España en la posición 81 de 124 países en cuanto participación de la mujer en el mundo económico. Si se observa teniendo en cuenta las demás variables (participación en política; nivel de educación o salud) nuestro país sube hasta la posición 24.

“España va mal en igualdad en el mercado laboral. A nivel de igualdad política, en cambio, va bastante bien”, razona Widlak. Uno de los principales retos para la igualdad efectiva es que “la brecha salarial” es más acentuada en los casos de mayor nivel de estudios. “En los puestos más altos, la brecha salarial llega a un 40%. Y aún crece más cuando una mujer tiene su primer niño”, añade.

Aceptar la baja por paternidad

La baja por paternidad --que no se ha ampliado hasta las cinco semanas por el bloqueo a los presupuestos derivado de las crisis política en Cataluña-- es otro aspecto fundamental que, como sostiene Widlak, debería ser aceptada por las empresas: “Hay hombres que sufren porque en las empresas decir que se va cuatro semanas está mal visto. Este es un gran problema en España, las empresas no respetan la ley. No digo que la baja por paternidad deba ser obligatoria, pero no hay que verla como una amenaza para la empresa”.

El permiso de paternidad es en la actualidad de cuatro semanas, después de que los diferentes partidos del arco parlamentario decidieran subirla de dos a cuatro semanas.

Dudas de las empresas

Cuando Widlak Strategies ofrece sus servicios observa que uno de los principales obstáculos que se encuentran las empresas es “la falta de tiempo” para cumplir con la ley y la falta de unos “incentivos” que, a primera vista, no se ven porque se desconocen los “resultados económicos” de apostar por la diversidad.

“Sabemos que no es fácil implementar estos planes. Las empresas necesitan una fase profunda de auditoría, de una mirada crítica a su empresa. De negociación entre diferentes actores de la empresa, y la fase de implementación”, abunda sobre la necesidad de contar con servicios como el que ofrecen desde su asesoría.

Esta emprendedora de origen polaco y residente en España cuenta con una red de 10 consultoras que colaboran con ella desde diversos puntos del planeta. Su experiencia en el mundo empresarial la hace conocedora del funcionamiento interno de las compañías. Esta politóloga de carrera empezó como becaria en General Electric, y después trabajó en comunicación internacional para la división de productos de lujo de L’Oréal. Ha pasado también por diversas ONG de ámbito europeo, consultoría en managerial change (cambio estructural en las empresas) y tiene un doctorado por la Universitat Pompeu Fabra sobre en comunicación política. Concretamente, en la representación de las mujeres en la esfera pública.

Otras medidas

Wildak Strategies también ofrece soluciones para temas tan difíciles de denunciar como el acoso sexual que se produce en el entorno laboral. La consultora recomienda políticas estrictas para las empresas como “crear un reglamento interno”. “No solo debe haber un reglamento, sino la exigencia de cumplirlo para que una mujer pueda expresarse”.

La adopción de infraestructuras babyfriendly en las empresas es otra medida que contribuye a la conciliación familiar. En este caso, son las grandes empresas las que más capacidad tienen de instalar estas infraestructuras y ayudar, de este modo, a avanzar hacia la igualdad efectiva en el mundo laboral.

¿Quiere hacer un comentario?