Menú Buscar
Un hombre vapea un cigarrillo electrónico / EP

Una empresa de cigarrillos electrónicos demanda al Gobierno por su campaña contra el vapeo

MyBlu lleva el caso al TSJM por entender que el Ejecutivo “difunde información no veraz” en su guerra contra el tabaco

05.11.2019 11:58 h.
3 min

La empresa de cigarrillos electrónicos MyBlu Spain ha presentado un recurso contencioso-administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por la campaña del Gobierno contra el tabaco “en todas sus formas”. La compañía argumenta que el Ejecutivo promueve y difunde información no veraz al identificar el vapeo con el fumar tradicional.

Según la compañía, el informe del mismo Ministerio de Sanidad “reconoce que en los cigarrillos electrónicos no se consume tabaco y, por tanto, que esa campaña –‘El tabaco ata y mata. En todas sus formas’– no es veraz, a pesar de lo cual desestima la solicitud de MyBlu de rectificar esa información”. Por ello recurre.

La campaña contra el tabaco promueve el tabaco

En la misma línea, la firma considera que la campaña atenta contra el derecho fundamental de todos los ciudadanos a recibir información veraz reconocido por el artículo 20 de la Constitución, “el cual deben los poderes públicos observar con especial intensidad, y particularmente Sanidad, pues informar sobre si un producto es tabaco o no lo es, constituye un dato esencial en una cuestión sanitaria que afecta a todos los ciudadanos”.

Además, MyBlu afirma que, desde que Sanidad inició la campaña, muchos consumidores han dejado el vapeo y han vuelto al tabaco, al recibir que vapear y fumar son la misma cosa. Es “especialmente grave”, denuncia, sobre todo porque “se está evitando” que “hayan abandonado el tabaco definitivamente”.

La ministra lo admite, pero no rectifica

La queja también recoge las palabras de la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, en una entrevista reciente en la que admite que “es difícil” aplicar la normativa de tabaco a los cigarrillos electrónicos. Por ello, la empresa no entiende que no cese o rectifique esta campaña “que está produciendo una gran confusión en los ciudadanos en un asunto tan relevante”.

Para terminar, desde la compañía indican que “agradecerían que antes de propugnar ningún cambio normativo tuviese en cuenta que la normativa que existe ya en España sobre el vapeo es esencialmente la misma que existe en toda la UE y valorara los recientes estudios científicos que reconocen la efectividad del vapeo como método para dejar de fumar”.