Menú Buscar
Una trabajadora del hogar limpiando el suelo de un domicilio / EP

Las empleadas del hogar reclaman ayudas para hacer frente a la crisis del coronavirus

UGT subraya que muchas de las trabajadoras del sector no tienen derecho a subsidio de desempleo y están en situación de vulnerabilidad

3 min

Las empleadas del hogar es otro de los colectivos que están sufriendo el impacto económico del coronavirus ya que la mayoría de ellas se han quedado sin trabajo. UGT ha reclamado este jueves medidas excepcionales de protección social para las más de 60.000 personas que se dedican a realizar estas tareas en Cataluña. Una cifra que se eleva hasta las 90.000 si se tiene en cuenta las que no están declaradas, según la última Encuesta de la Población Activa (EPA).

Las 60.000 personas la conforman aquellas que se acogen al régimen especial de empleadas del hogar. Un reglamento que no les da derecho a recibir la prestación de desempleo. El sindicato recuerda que la mayor parte del sector está formado por mujeres que no tienen derecho al paro y son más vulnerables ante la epidemia.

Situación irregular

Las representantes de las trabajadoras insisten en la necesidad de cuidar a este colectivo que ejerce sus actividades en domicilios particulares, con contratos que pueden acabar sin que se especifique la causa y sin estar protegidas por la ley de prevención de riesgos laborales.

UGT recuerda que el grupo de personas que se dedican a la limpieza y el cuidado del hogar son el que reciben los salarios más bajos del mercado. Sin tener en cuenta que, en muchas ocasiones, trabajan en situación irregular.

Vulnerabilidad

El sindicato destaca que muchas de estas trabajadoras acuden a domicilios con personas muy mayores, uno de los grupos de riesgo, con lo que corren más peligro de enfermar o de tener que realizar cuarentenas. En este sentido, alerta de que el coronavirus puede impactar de manera más fuerte en este colectivo.

Los representantes sindicales reclaman que, ante esta situación, el Estado ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, equiparar los derechos de estos trabajadores con los del Régimen General de la Seguridad Social. Acusan que si España ya contara “con un sistema de protección por desempleo adecuado y suficiente para este colectivo”, estas trabajadoras no se encontrarían en esta situación de vulnerabilidad y no se tendrían que reclamar “medidas excepcionales para resolver su situación", sentencian.