Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado la cifra de multas por incumplir infracciones / EP

Elena, partidario de reabrir el ocio nocturno para evitar botellones

Durante el fin de semana se han registrado numerosas concentraciones de jóvenes sin cumplir las medidas de seguridad, entre ellas una de 8.000 personas en el campus de la UAB

2 min

El conseller de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, se ha mostrado partidario de volver a permitir la apertura de los locales de ocio nocturno, cerrados desde el inicio de la pandemia, con el fin de evitar episodios como los vividos este fin de semana, con varios botellones y concentraciones en la calle sin cumplir las normas de seguridad.

Elena ha recalcado, en declaraciones a TV3, que la decisión siempre tendría que estar respaldada por las autoridades sanitarias.

Incidentes en la UAB

En el caso del visto bueno de éstas, el conseller ha valorado lo beneficioso de la medida con el doble objetivo de reactivar la actividad económica del ocio nocturno y disuadir la celebración de botellones como el que se produjo en las inmediaciones de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), con la participación de 8.000 personas.

Esta aglomeración, en la que los participantes no respetaron las medidas de seguridad relacionadas con la pandemia del coronavirus, terminó con numerosos incidentes e, incluso, una denuncia ante los Mossos d’Esquadra por una presunta agresión sexual.

Críticas de Ciudadanos

De hecho, la polémica generada por este acontecimiento ya ha llegado a la esfera política. El líder de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha anunciado este domingo que solicitará la comparecencia de tanto de Elena como del titular de Sanidad, Josep María Argimón, para solicitarles explicaciones al respecto.

Carrizosa ha acusado al Govern de “mirar para otro lado” mientras se producen estos episodios y el sector del ocio nocturno, que cuenta con una regulación clara y está preparado para poner en práctica todas las medidas de seguridad, permanece cerrado.

En este sentido, la Federació Catalana d'Associacions d'Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) ha pedido a la Generalitat en varias ocasiones la reapertura del ocio nocturno catalán para precisamente evitar aglomeraciones de personas por las noches y fiestas ilegales.