Menú Buscar
Un barco de pesca en aguas catalanas / EFE

Las elecciones de la discordia en la Cofradía de Pescadores de Barcelona

La división en la entidad se hace evidente en la votación: mientras unos denuncian "irregularidades", otros defienden que es la más "transparente" de su historia

4 min

El proceso de elecciones en las cofradías de pescadores de Cataluña ha terminado. En la capital, han sacado a relucir la división interna en el gremio. La tradición, "lo que siempre se ha hecho", frente a la innovación y el respeto de las normas. Unos denuncian amaño del censo, cambios de última hora en las papeletas y falta de respuesta ante las quejas. Otros aseguran que han sido las elecciones "más transparentes" de la historia.

José Manuel Juárez Juárez será el patrón mayor por tercer mandato consecutivo. Es marinero de cerco y explica que llegó con el "objetivo de que los que trabajamos ahora en el mar, podamos jubilarnos aquí". El otro aspirante al cargo más importante era José Cabrera López. Juárez asegura que siempre habían tenido buena sintonía.

Sin embargo, la rivalidad entre los grupos que apoyan a uno y a otro ha aumentado hasta desembocar en las elecciones más polémicas, agravadas por una regulación ambigua. Mientras que los ganadores se aposentan en el cargo, los críticos aseguran que no se cansarán y que, "si hace falta", llevarán el caso a los juzgados.

Censo y papeletas

El primer incidente llegó antes del inicio del proceso, que empezó el 19 de septiembre y se alargó hasta el mediados de diciembre. El censo, que distingue entre la pesca con cerco, el arrastre y las artes menores –grupos proporcionalmente representados en la asamblea general y el cabildo, los órganos de dirección–, incluyó unos cuantos barcos que están la mayor parte del tiempo en otros puertos fuera de Barcelona.

El grupo crítico asegura que no deberían constar en las votaciones, pero desde la cofradía indican que estas embarcaciones cumplen con su deber como cofrades. Las papeletas fueron también objeto de quejas. El orden de los aspirantes a asambleístas no era alfabético. Lo que a priori puede parecer un detalle sin importancia tiene implicaciones, según el grupo de críticos. Los hermanos Caparrós, Huguet, Melero y Carbonell son algunos de los que forman este círculo.

"Entre los pescadores hay muchos extranjeros, y algunos no saben los nombres de todos o no entienden el idioma, aunque saben a quién quieren votar", afirman. La cofradía se justifica con una explicación curiosa: "La empleada que escribió las papeletas tiene una ventana delante y la luz la deslumbra, y ya nos ha pasado en varias ocasiones que se salta alguna línea, o se le desordenan".

Fecha para presentar candidaturas

La normativa, igual para todas las cofradías, indicaba que el 8 de octubre era el último día para presentar las candidaturas. El proceso electoral se compone de varias votaciones: para la asamblea general, el cabildo y el patrón mayor. La regulación no concreta fechas para inscribir propuestas en cada una de ellas.

Para acceder al cabildo, hay que ser asambleísta, y para ocupar el cargo de patrón, es necesario haber sido elegido para el cabildo. Los Caparrós aseguran que "toda la vida" se habían presentado las candidaturas para la siguiente fase a medida que habían salido elegidos en cada categoría. En las demás cofradías catalanas, aseguran que ha continuado igual. En Barcelona, este año no ha sido así. La cofradía se ampara en la norma escrita, mientras que los críticos evocan la tradición.