Menú Buscar
Alberto Baillères y su yate 'Mayan Queen', atracado en Barcelona / FOTOMONTAJE CG

El yate del segundo hombre más rico de México atraca en Barcelona

El 'Mayan Queen', del magnate Alberto Baillères, fondea en la Marina Port Vell antes de poner proa hacia el Mónaco Yacht Show

3 min

El yate del segundo hombre más rico de México, Alberto Baillères, está en Barcelona. El Mayan Queen, un titán de 93 metros de eslora y 16 de manga, ha fondeado en la Marina Port Vell de la Ciudad Condal. Fuentes del sector turístico aseguran que la parada tiene que ver con la celebración de la Monaco Yacht Show, que arranca la próxima semana en el principado.

Preguntado por la cuestión, un portavoz del One Ocean Club, la denominación comercial del puerto deportivo, ha evitado dar más datos sobre la escala.

El representante sí ha destacado que la marina ha acogido yates aún más grandes: el Dilbar, que ahora pertenece al oligarca ruso Alisher Usmanov, ancló sus 160 metros de eslora en Barcelona en su primera parada tras salir del astillero en junio.

Crecimiento del 300%

"De enero a julio el puerto creció en más de un 300%. El primer ejercicio completo de la marina está siendo muy exitoso", ha subrayado la misma fuente.

"Somos la única dársena en el Mediterráneo que ofrece un muelle fijo de más de 400 metros, apto para superyates. Esto ayuda a mejorar la calidad turística de Barcelona y tiene un impacto económico notable", ha agregado el portavoz.

160 millones de euros

El yate del dueño de la empresa minera azteca Industrias Peñoles atracó el pasado 17 de septiembre en Barcelona procedente de Palma de Mallorca. Según fuentes no oficiales, el buque recaló antes en Génova, La Spezia (Italia) y Antibes (Francia).

La nave costó 160 millones de euros, puede acoger a 12 pasajeros y precisa a una tripulación de 24 personas.

Su dueño se hizo con el barco en 2008, financiándolo con parte de su fortuna, valorada en más de 6.100 millones de euros, según Forbes. La suma convierte a Baillères en el segundo hombre más rico de México y en la 35ª fortuna mundial, según la prestigiosa publicación.