Menú Buscar
Estatua del poeta Carlos Drummond de Andrade en la playa de Copacabana de Río de Janeiro (Brasil).

El virus del zika aguijonea a Brasil en año olímpico

El agente infeccioso "preocupa" a las agencias de viaje, que piden "no alarmar" al turista

Ignasi Jorro
3 min

El virus del zika ha herido la reputación de Brasil en un año en el que Río de Janeiro acogerá la 31ª edición de los Juegos Olímpicos. Las agencias admiten "preocupación" de los pacientes en un ejercicio clave para el destino. Los intermediarios instan a las autoridades a informar bien a los viajeros, especialmente a las embarazadas, y a evitar el alarmismo.

"El turismo es un sector muy sensible. Pedimos no crear preocupación entre la comunidad viajera como ha ocurrido con otros virus, como el del ébola", indica Martí Sarrate, presidente de la patronal de agencias de viajes ACAVe.

Sanidad: evitar las picaduras

El Ministerio de Sanidad no ha actvivado ningún protocolo especial contra el virus, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se está expandiendo de forma "rapidísima" en Suramérica. Sanidad y el ministerio de Exteriores sí se han coordinado para informar de que es necesario "prevenir las picaduras de mosquito -el mayor agente transmisor de la enfermedad- con repelentes, ropa larga y durmiendo en alojamientos cerrados".

 

 

Por su parte, Aena ha descartado que se impongan controles aeroportuarios este fin de semana. El gestor semipúblico insta a seguir las instrucciones del departamento de Sanidad Exterior.

Prevención con los embarazos

Donde sí existe un mayor control es en los aeropuertos brasileños, confirma Thiago Rocha, director de la agencia de viajes española Unibras, con sedes en Madrid y Barcelona. "Las autoridades advierten a las mujeres embarazadas que llegan al país de que deben extremar las precauciones", explica el intermediario a Crónica Global.

Según el profesional, la alerta por el agente infeccioso "llega en el peor momento", ya que estos meses "es un 30% más barato viajar al estado latinoamericano" por la depreciación del real frente al euro. "Es un año muy importante para Brasil por los Juegos Olímpicos", avisa Rocha.

Sin cura ni vacuna

El virus del zika, que se transmite por las picaduras del mosquito Aedes aegypti, sólo causa una infección leve a los seres humanos, salvo en dos excepciones: el nacimiento con microcefalia de los hijos de madres infectadas por el virus y algunos casos en adultos del síndrome de Guillain-Barré, que ataca al sistema inmunológico.

La pasada semana, la OMS informó de casos en 23 países de la región. La organización calcula que hasta cuatro millones de personas podrían resultar infectadas a corto plazo. La agencia de la ONU organizará una conferencia de urgencia para tratar el virus -que no tiene cura ni vacuna- la próxima semana.

Destacadas en Vida