Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Oposiciones públicas en imagen de archivo / EFE

El Síndic investiga las oposiciones ‘chapuza’ de Salut

El sindicato mayoritario de enfermeros se entrega al consejero Comín y no cree necesaria la repetición del examen

Margalida Vidal
3 min

Las oposiciones de la sanidad catalana han llegado al Síndic de Greuges, el Defensor del Pueblo de Cataluña. La institución estudia el caso del examen impugnado por opositores por varias “irregularidades” producidas antes y durante el desarrollo de la prueba, el pasado 19 de junio, a raíz de las reclamaciones presentadas por el sindicato CGT.

Exigen que se vuelvan a realizar los exámenes de aquellas aulas en las que se fue la luz durante la prueba, ya que aseguran que no se recuperó el tiempo perdido y que el uso de teléfonos móviles aprovechando el desconcierto general pudo beneficiar a algunos de los aspirantes. También consideran motivo de repetir las oposiciones la aparición de “etiquetas identificativas y de hojas de examen con respuestas marcadas”, que afectaba sobre todo a las plazas de auxiliar de enfermería.

“Sigamos adelante”

Pero las confederaciones de trabajadores no se ponen de acuerdo. Desde el SATSE, el sindicato de enfermería mayoritario, no creen que se tenga que rehacer la primera de las pruebas de esta convocatoria, que supuso para la Generalitat recaudar más de un millón de euros. Aunque los resultados oficiales no se conocerán hasta dentro de dos semanas, las respuestas correctas ya han salido a la luz y dan una idea a los candidatos de si aprobaron o no.

“Hemos hecho una encuesta interna y la gran mayoría quiere seguir adelante, porque han superado la prueba”, afirma David Carbajales, del SATSE. Es por esto que prefieren “que continúe la convocatoria y se pase rápido” lo ocurrido. Aun así, el sindicato ha pedido explicaciones al Institut Català de la Salut (ICS) en cuatro ocasiones, en las que no ha recibido contestación.

Reclamaciones sin respuesta

El silencio del ICS también incomoda a la CGT. Asegura que unos 100 opositores han presentado la hoja de reclamaciones que el sindicato les ha facilitado, pero que la empresa pública de salud no se ha manifestado en ningún sentido: “No dicen si las reciben, ni dan respuesta alguna”.

La Mesa de Trabajo del ICS, que el consejero de Salud, Toni Comín, aseguró que estudiaría el caso, tampoco da explicaciones, según la CGT. Las exigencias del sindicato de enfermería van en otra dirección. Han registrado hasta 300 reclamaciones, aunque la mayoría son en relación con las preguntas del examen, y no con las supuestas irregularidades. 

Cinco años sin oposiciones

Hacía cinco años que los interinos de la sanidad pública catalana no podían optar a una plaza fija. Tras este período de tiempo sin convocar oposiciones, los interinos empiezan a cobrar en su sueldo el complemento de carrera profesional, que supone unos 300 euros por nómina y mes.

Esa es la razón por la que varios sindicatos sospechan que el ICS abrió la convocatoria, que solo contaba con 340 plazas disponibles y 21.000 sanitarios aspirantes.

Destacadas en Vida