Menú Buscar
Felix Millet, expresidente de la Fundación del Palau y saqueador confeso de la misma, en una imagen de archivo / EFE

El saqueo del Palau de la Música se juzgará el 1 de marzo de 2017

Fèlix Millet y Jordi Montull se sentarán en el banquillo de los acusados siete años y medio después de ser imputados

2 min

Casi ocho años después. El caso Palau, el procedimiento judicial que investiga el saqueo del Palau de la Música de Barcelona, se empezará a juzgar el 1 de marzo de 2017. En el banquillo de los acusados se sentarán el expresidente de la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música, y su colaborador más estrecho, Jordi Montull.

Los dos directivos declararán en calidad de investigados --antigua figura de imputado antes de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal-- por un desfalco contable masivo en la fundación, que habría servido para pagar a artistas en negro, presunta financiación a CDC vía la constructora Ferrovial, además de dádivas para los dos acusados.

Saqueador confeso

El caso Palau causó un seísmo en la sociedad catalana por la importancia histórica de la institución, y la influencia sobre la cultura y sociedad del territorio.

Los Mossos d'Esquadra registraron la institución en julio de 2009, tras una querella y una investigación de la Fiscalía de Barcelona por irregularidades contables. MIllet cesó de su cargo poco después, y confesó públicamente haberse cobrado una mordida de 3,3 millones para sus intereses particulares.

Absuelto

Cabe recordar que una primera pieza del sumario, la que investigaba un presunto delito de tráfico de influencias y prevaricación en la concesión de una autorización para edificar un hotel junto al Palau, resultó en la absolución de Millet y Montull, y la de la antigua cúpula de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, después de que éstos recurrieran una primera condena ante el Tribunal Supremo.

El alto tribunal revocó en junio la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona dictada dos años antes, que condenaba a Millet y Montull a un año de cárcel y al pago de sendas multas de 3,6 millones y 900.000 euros, respectivamente.