Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marcha el pasado 13 de marzo en la Puerta del Sol para la protección del lobo ibérico.

El lobo feroz entra en las Cortes y en campaña

El mítico animal enfrenta al ministerio, cazadores y ganaderos con los defensores de mantener su protección legal al sur del Duero

Antonio M. Yagüe
4 min

Nadie mejor que el lobo sabe hoy de las dos Españas, en este caso divididas por el Duero. Al norte del río inmortalizado por Machado es una especie cinegética más. Hacia el sur es una especie protegida como el águila imperial, el oso pardo o el lince ibérico. Pero por poco tiempo, si prospera la iniciativa del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente para borrar esta linde fluvial, quitarle la protección jurídica y darle también caza como la alimaña peligrosa y enemiga de los ganados considerada antaño.

Para evitarlo, las organizaciones Ecologistas en Acción, Lobo Marley y WWF se han echado a la calle con manifestaciones hasta en la madrileña Puerta del Sol, y los partidos a la izquierda del PSOE han llevado una proposición no de ley al Congreso de los Diputados. Todo indica que harán bandera de este animal en la campaña electoral que se avecina. Y que dará votos.

Como, a la inversa, se los dio al exministro Miguel Arias Cañete en las pasadas elecciones europeas. La abogada y líder animalista Nuria Menéndez del Llano ha denunciado que el polémico exministro viajó al menos en dos ocasiones a Bruselas con el objetivo de lograr una reforma del derecho comunitario para conseguir que en toda España los puedan matar libremente y por deporte.

Taifas legales

La legislación actual, según los expertos, ha creado incluso al norte del Duero una especie de reino de taifas en la materia, ya que encomienda a las comunidades las medidas de control y la consideración de especie cinegética.

En Galicia, Castilla y León, Cantabria, Euskadi y La Rioja lo es y, por tanto, susceptible de ser cazado legalmente. No lo es en Asturias y en Cataluña. En la primera se autorizan matanzas y en la segunda, pese a considerarse el lobo en peligro de extinción en el proyecto de decreto de fauna amenazada, no existe un plan de recuperación.

Censos polémicos

Las fuentes más imparciales sitúan la población de lobos en toda España en torno a 2.000 cabezas. Existen 297 manadas, 179 de ellas en Castilla y León, según el último censo manejado por la ministra en funciones, Isabel García Tejerina.

La mayor autoridad en Medio Ambiente es partidaria de insistir ante la UE para que modifique las directivas y que el lobo reciba en toda España "el mismo tratamiento (poder matarlo) que se le da al norte del Duero". También sostiene que "se ha constatado la expansión de la especie en algunas zonas hacia el sur", como Guadalajara y la Comunidad de Madrid.

Theo Oberhuber, de Ecologistas en Acción, cree que el inventario ministerial carece de rigor científico. Su objetivo, denuncia, es lograr que la UE permita su caza en más provincias. Juan López de Uralde, exdirector de Greenpeace, hoy diputado de Equo (dentro de Podemos) asegura que en el sur de la península el lobo ha quedado reducido a pequeñas poblaciones, como en el caso de Sierra Morena, donde parece que ha desaparecido.

Destacadas en Vida