Menú Buscar
Recortes en el CAP Manso de Barcelona / CG

El Govern desatiende el mayor ambulatorio de Barcelona por 'tacañería'

Los traumatólogos evitan el CAP Manso porque Salud les paga poco y prefieren trabajar en la privada

02.05.2016 22:50 h.
4 min

El Govern desatiende el mayor ambulatorio de Barcelona por tacañería. La Consejería de Salud, que dirige Toni Comín, admite "dificultades" en la contratación de traumatólogos para el CAP Manso, que trata a más de 250.000 vecinos de la Ciudad Condal. La falta de especialistas ha generado una lista de espera de seis meses para segundas visitas y una sobrecarga de trabajo para los profesionales que trabajan en el centro. 

Según un documento al que ha podido acceder Crónica Global, el Consorcio Sanitario de Barcelona, organismo adscrito al Instituto Catalán de la Salud (CatSalut), tiene "dificultades en la contratación" de traumatólogos para el complejo sanitario. Los gestores de la sanidad pública lo reconocieron en dos reuniones con vecinos de la capital catalana los días 13 y 19 de abril.

Fuentes sanitarias concretan que los problemas tienen varias causas, pero una de ellas --la económica-- es la que pesa más. "Les quiere pagar 1.400 euros por seis horas de trabajo. En un turno, un traumatólogo puede llegar a tener 50 o 52 pacientes. En la privada ganan más y visitarán a menos pacientes", ilustran.

Solución a medias

Desde que este diario destapó el colapso de las especialidades en el centro sanitario en marzo, el CatSalut ha tratado de poner solución a la saturación. "Han contratado a un nuevo reumatólogo y a un traumatólogo que visita a medias con el CAP Numància. Eso supone 1,5 profesionales nuevos; es decir, un total de 3,5, cuando antes había seis", denuncian las mismas fuentes.

Quizás por ello, el centro arrastrará listas de espera durante varios meses. Salud no prevé acortar los plazos de visita a tres meses hasta julio, si logra engrosar la plantilla. Precisamente, el departamento espera desviar dos traumatólogos a Manso en mayo, uno de la Clínica Platón y otro del Hospital Clínic.

El equipo resultante atenderá los ambulatorios de Manso y Numància, dos centros que cubren las áreas de salud básicas 3G, 3B, 2A, 2B, 2C, 2D y 2E esto es, a 500.000 vecinos.

Hastío

La lentitud y dificultades de la consejería que comanda Comín para encontrar a especialistas para la atención primaria han provocado el hastío de los vecinos de la ciudad.

Cinco entidades vecinales (Sants, Hostafrancs, la Bordeta, Marina y Magòria) se unirán a las reivindicaciones de los vecinos de Poble Sec en breve. "Si no acortan las listas de espera nos movilizaremos", anuncia una activista.

Cabe recordar que los usuarios de la sanidad pública subrayan la importancia de la atención primaria en el sistema médico catalán. Los cierres de ambulatorios y falta de personal, señalan, generan colapso en los hospitales de cada área.