Menú Buscar
El fiscal Horrach (I) y el juez Castro a su entrada en los juzgados de Palma de Mallorva en una imagen de archivo.

El fiscal se opone a Castro y pide que ponga fin al 'caso Son Espases'

El juez mallorquín había solicitado la ampliación en 12 meses del periodo de instrucción de la causa sobre la construcción del mayor hospital de la isla

Carlos Ballfugó
4 min

Vuelven las desavenencias entre el juez José Castro y el fiscal anticorrupción Pedro Horrach. Si ya protagonizaron tensos desacuerdos durante la instrucción del caso Nóos, cuando su criterio dejó de ser unánime tras aparecer el nombre de la infanta Cristina en las investigaciones, las discrepancias han salido de nuevo a la luz y esta vez en el marco de otras de las principales causas de corrupción de Baleares, la de Son Espases.

El fiscal no ha tardado en oponerse a la prórroga que el magistrado acordó recientemente para instruir las pesquisas durante un año más. Si la Audiencia Provincial de Baleares le da la razón -este órgano judicial tendrá la última palabra al respecto-, esto impediría a Castro hallar indicios suficientes para determinar si Dragados, filial de Florentino Pérez, se llevó de forma ilícita el concurso para la construcción del hospital de referencia de las islas.

Según fuentes de la investigación consultadas por Crónica Global, Horrach considera que la instrucción del caso debe darse por finalizada, lo que cerraría las puertas a la posible citación de Florentino y libraría del banquillo a cualquier responsable de la empresa vinculada a ACS que pudiera haber intervenido e influido en el proceso de adjudicación de Son Espases.

El juez Castro, por su parte, cuenta con el apoyo de la abogacía balear. Fue esta acusación la que solicitó en solitario ampliar la duración de las investigaciones, al sostener que aún quedan numerosos flecos pendientes por esclarecer. El magistrado así lo acordó, a principios de junio, recurriendo para ello a la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que contempla que las causas más complejas puedan prolongarse 12 meses más, hasta un máximo de 18.

Segundo recurso

Paradójicamente, la decisión del juez llevó a uno de los responsables de OHL --que fue desbancada en el proceso de adjudicación pese estar inicialmente mejor posicionada--, el director de hospitales de la constructora, José Magán, a recurrir la prórroga dictaminada por Castro. Es precisamente a esta impugnación a la que se adherirá el fiscal para frenar las pretensiones del magistrado.

Magán, imputado en estas pesquisas, pidió en mayo el archivo de su encausamiento, si bien Castro aún no se ha pronunciado al respecto. En su escrito, el empresario tachó de "prospectiva e inquisitorial" la instrucción de la causa ante el "vacío probatorio" en el que se sustentan las investigaciones, que apuntan a la presunta manipulación que urdió al inicio del concurso el expresidente del Govern Jaume Matas para que OHL fuese adjudicataria.

Villar Mir pide el archivo

También reclamó el sobreseimiento de su imputación la defensa del presidente de la constructora y exministro, Juan Miguel Villar Mir, al aseverar que "de buscarse alguna hipotética prevaricación, nuestro defendido (y la empresa que preside) debería ser considerado víctima, no partícipe". A su juicio, nada se ha demostrado hasta el momento acerca de un supuesto trato de favor a OHL.

Castro también tiene entre manos otra línea de investigación en la que, de ratificar la Audiencia la prórroga de la causa, continuará volcado durante los próximos meses: esclarecer la presunta vinculación del amaño en la concesión de las obras de Son Espases con la financiación irregular de la sede nacional del PP, ubicada en la calle Génova de Madrid.