Menú Buscar
Núria Parlon (Santa Coloma de Gramenet), Joan Callau (Sant Adrià), Ada Colau (Barcelona), Dolors Sabater (Badalona) y Laura Campos (Montcada) con el río Besós al fondo / CG

El 'corredor de la pobreza' tropieza con la financiación

Barcelona, Badalona, Sant Adrià, Santa Coloma y Montcada invocan el espíritu Maragall para impulsar una marca Besós que regenere una de las zonas más depauperadas de Cataluña

3 min

Cinco municipios metropolitanos se han conjurado para no dar nunca más la espalda al río Besós. Es decir, para superar el estigma de zona depauperada de Cataluña, crear sinergias y afrontar retos. Barcelona, Badalona, Sant Adrià, Santa Coloma de Gramenet y Montcada i Reixac han decidido recuperar un antiguo proyecto del exalcalde Pasqual Maragall de potenciar la marca Besós, tal como en su día hizo el Baix Llobregat. Y aunque hace ya diez meses que los alcaldes de estas localidades firmaron un acuerdo, que pivota el Consorcio del Besós, este proyecto “no está suficientemente maduro, pues ya deberíamos estar trabajando de forma federada. Sería necesario tener un presupuesto común para impulsar acciones en las zonas limítrofes”, explica a Crónica Global la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon.

Hay recursos. A través de los fondos europeos FEDER, Barcelona y Santa Coloma han sido las únicas ciudades que han obtenido financiación para el desarrollo de sus Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), 17 millones de euros cada una. “Aquí se nos abren unas amplias oportunidades de trabajar conjuntamente, pero también con los otros municipios que no han sido elegidos, que pueden acoplarse y sentirse arropados”, explica la alcaldesa.

Ni a ella ni al resto de ediles de esta zona, donde viven casi un millón de personas, les gusta el apelativo de “corredor de la pobreza”, pero reconocen que los problemas sociales son mayores que en el resto de Cataluña. “Estamos en una zona que requiere especial atención por la vulnerabilidad que se puede producir en determinados colectivos, Por ello, el proyecto del Besós busca planificar la organización del territorio para lograr una mejor distribución económica y más dinamización”.

Universidad, salud, gastronomía

Potencialidades no le faltan a este territorio, que acoge instalaciones universitarias, un eje sanitario y oferta gastronómica. Parlon precisa que esta alianza no constituye una nueva organización supramunicipal ni un contrapoder "rojo" a la Generalitat, como lo fue en su día la Corporación Metropolitana cuando gobernaba Jordi Pujol.

“Nos une río, que antes era frontera y ahora es bisagra. Un espacio de intercambio. Vivíamos de espaldas al Besós cuando era una alcantarilla abierta. Ahora es una infraestructura verde, sostenible y frecuentada por familias. Lo que buscamos es que, sin que ningún municipio pierda su identidad, podamos llegar a acuerdos para abordar retos y soluciones. Esta alianza nace en un momento crisis económica, con la finalidad de resolver los problemas de pérdida empleo, de salario, o de atención social, pero también los desahucios y las ocupaciones ilegales”.