Menú Buscar
Vista general de la sede de la firma de abogados Mossack Fonseca

El bufete Fonseca denuncia que no sufrió una filtración interna, sino que fue hackeado

El grupo asegura que no ha violado la ley ni destruido documentos, y que tampoco ha ayudado a evadir impuestos o a lavar dinero

2 min

El abogado Ramón Fonseca, socio fundador de la firma Mossack Fonseca que está en el centro del escándalo internacional por los 'Papeles de Panamá', ha dicho que el caso se debió a un robo de documentos hecho por 'hackers' externos y no a una filtración por parte de sus empleados.

El bufete ya presentó una denuncia ante la Fiscalía local por el robo de los documentos, según ha afirmado el jurista panameño en una entrevista con la agencia Reuters.

"Tenemos una teoría [de lo que sucedió] y estamos siguiéndola", ha indicado el abogado en sus modernas oficinas del distrito financiero de Ciudad de Panamá. "Descartamos el trabajo interno, no es un 'leak' (filtración). Es un ataque", ha reiterado.

Fonseca ha asegurado que su empresa no ha violado la ley ni destruido documentos, y que tampoco ha ayudado a evadir impuestos o a lavar dinero.

"Sensacionalismo" periodístico

De esta forma, ha dicho que los correos electrónicos publicados por el grupo de periodistas ICIJ, que sugieren que el bufete habría destruido o escondido evidencias, fueron tomados "fuera de contexto", quejándose de lo que llamó "activismo" y "sensacionalismo" periodístico.

"El único delito que se ha probado es el hackeo (...) un delito que se cometió contra la privacidad", ha añadido el abogado.

La publicación de más de 11,5 millones de documentos de Mossack Fonseca, un bufete dedicado a la creación de empresas en paraísos fiscales, ha causado ira por la capacidad que tienen los ricos y famosos del mundo para distribuir su dinero y evitar el pago de impuestos.

Los 'Papeles de Panamá' detallan tramas que implican a muchas figuras mundiales, desde los mandatarios de Argentina y Ucrania y familiares de los primeros ministros de Reino Unido, Islandia y Pakistán, entre otros.