Menú Buscar
El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol / 324

El arzobispo de Tarragona matiza y califica de "gravísimos" los abusos

Jaume Pujol tildó de “mal momento” de los sacerdotes los casos de pederastia en su diócesis

2 min

Tras tildar de “mal momento” de los sacerdotes los casos de pederastia en su diócesis, el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, ha matizado sus palabras este miércoles por la tarde y ha calificado de “gravísimos” los abusos sexuales de los religiosos sobre menores.

Pujol ha puntualizado vía comunicado que “cualquier actuación de este tipo, impropia de nadie y más aún de un presbítero, me parece gravísima”. “He pedido perdón en nombre de la Iglesia de Tarragona y me he puesto personalmente a disposición de escuchar a las víctimas”, ha señalado.

Denuncias por abusos

Durante los últimos días dos víctimas han denunciado públicamente abusos del exrector de Constantí Pere Llagostera, que falleció hace dos años. Entre ayer y hoy se ha producido el cese dos párrocos, también investigados por el mismo motivo.

De hecho, aunque el departamento de Educación expulsó de una escuela de Tarragona en la que impartía la asignatura de religión a uno de los curas, la Generalitat no denunció ni ante fiscalía ni ante la policía a Josep Maria Font.

Revisar casos

"Si observamos que alguien no ha actuado como era necesario abriremos expediente", ha manifestado el ‘conseller’ Josep Baragalló esta tarde, quien ha avanzado que se revisarán los casos pasados.

Font  ha sido cesado hoy como párroco de varias localidades de la provincia de Lleida, por su vinculación con el exrector de Constantí, acusado de abusar de menores durante excursiones con monaguillos a los Pirineos durante la década de los setenta y los ochenta.