Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos niños hacen los deberes en su casa durante el confinamiento / EUROPA PRESS

Educación tendrá en cuenta la situación de cada alumno al evaluarlo durante el confinamiento

Los colegios catalanes deberán reorganizar su planificación y avanzar en los contenidos, aunque sin la "presión" de cerrar los programas

4 min

Cataluña evaluará a los alumnos durante el periodo de confinamiento por el coronavirus, aunque tendrá en cuenta la “situación personalizada” de cada estudiante. La Consejería de Educación de la Generalitat ha establecido los criterios para el seguimiento con la intención de que los centros escolares den continuidad a la actividad formativa, aunque sin la “presión” de acabar los programas.

Según ha informado el departamento en un comunicado, el objetivo es ahondar en el aprendizaje de los alumnos en un periodo en el que el apoyo emocional toma mayor relevancia. Educación ha señalado que las actividades que se organicen deben seguir los parámetros de la enseñanza por competencias y "rehuir la necesidad y presión de acabar los programas", y ha recomendado hacer propuestas semanales de diferentes ámbitos curriculares, con un calendario de entrega y con la posibilidad de hacer un retorno de las actividades, y evitar trabajos repetitivos.

Reorganizar la planificación

Educación ha pedido evitar reproducir el trabajo que se hace en los centros, con la transportación directa de los horarios semanales, y ha señalado que las direcciones tienen que planificar y coordinar la propuesta de forma sostenible, tanto para alumnos como docentes.

La interacción entre profesorado y alumnado se debe garantizar a partir de los diferentes medios, ya sea por correo electrónico u otros entornos, y que permita el retorno por ejemplo con el envío de fotografías de los trabajos o el envío de documentos digitales.

La tercera evaluación, también afectada

El departamento ha establecido que el segundo semestre se evalúa hasta el 12 de marzo, con las observaciones obtenidas hasta ese momento, y los informes para alumnos y familias se podrán entregar una vez se normalice la actividad académica, pese a que algunos centros ya los han tramitado a las familias.

Educación ha señalado que "probablemente" el inicio de la tercera evaluación se hará todavía en periodo de confinamiento, por lo que la docencia tendrá que ser virtual y la evaluación será calificadora y personalizada teniendo en cuenta las limitaciones de cada alumno, hecho que implicará un papel importante de los tutores.

Revisar criterios

El departamento ha dicho que será necesario revisar los criterios de evaluación formulados por cada centro a inicio de curso y adaptarlos a las limitaciones formativas y personales con las que se encuentra cada alumno, y que a partir del 13 de abril establecerá unas nuevas orientaciones al respecto.

Labores realizadas durante el confinamiento tiene que suponer un "valor añadido en la evaluación del alumno y no una penalización", ya que no se puede garantizar que todos los alumnos dispongan de las condiciones materiales adecuadas para llevarlas a cabo a distancia, y ha afirmado que deben ser inclusivas que se ajusten al ritmo, características y situación de cada alumno.

Destacadas en Vida